Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 7, Número 70, Junio de 2008

Cronografía. Cinco décadas del cómputo en México

José Antonio Sánchez Yllanez

El mundo tecnológico evoluciona a cada instante, son enormes los descubrimientos que cientos de investigadores realizan y perfeccionan para beneficio de la humanidad. La actividad cotidiana constantemente utiliza desarrollos y aplicaciones de cómputo.
La primera computadora en México marcó el principio de una historia de logros, que son compartidos por diversas instituciones de educación superior y los sectores productivo y gubernamental. Sirva esta descripción para hacer un recuento de estos logros que confirman esa vasta herencia de compromiso con la evolución del país.
Gracias al constante apoyo de personajes inolvidables para la ciencia en el país como los doctores Nabor Carrillo, Carlos Graef, Alberto Barajas y Sergio Beltrán, quién instauró y dirigió el Centro de Cálculo Electrónico (CCE), se inició el desafío de colocar a nuestro país en la vanguardia tecnológica.

Así, la historia del cómputo en México, inicia en 1958, cuando la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) instala la primera computadora en América Latina.

Con las instalaciones del CCE, en la planta baja del edificio de la Facultad de Ciencias, comienza la época del cómputo en esta casa de estudios para apoyar el desarrollo de investigaciones en las áreas de matemáticas, física y actuaría, principalmente. Los primeros cursos de cómputo se dictan en la Facultad de Ciencias.

De los primeros becarios mexicanos en realizar estudios de doctorado en el extranjero destacan Renato Iturriaga, Enrique Calderón, Adolfo Guzmán, Mario Magadín y Victoria Bajar. Todos ellos pronto volverían al país a dirigir importantes grupos de investigación para impulsar el cómputo en México. Estos académicos, junto a otros grandes hombres y mujeres, son los que han construido la historia del cómputo mexicano en estas cinco décadas.

60
Durante la década de los años 60 del siglo pasado, el paso tecnológico nacional se acelera; en materia de telecomunicaciones se instalan las primeras casetas telefónicas públicas en la ciudad de México y en pocos años el primer equipo para larga distancia nacional automática.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) maneja la información de sus afiliados con apoyo del cómputo y Petróleos Mexicanos (PEMEX) lo usa para administrar sus inventarios, operación de refinerías y estudios de yacimientos. En esos tiempos también la Comisión Federal de Electricidad (CFE) refuerza su infraestructura con nuevos equipos. La Secretaría de Obras Públicas realiza cálculos en el trazo de carreteras, puentes y costos de mantenimiento.

En el ámbito académico, el impulso al uso de la tecnología se intensifica y el IPN crea el Centro Nacional de Cálculo (CNC), para incorporar la computación electrónica al acervo científico y tecnológico del país. El ITESM, pone en marcha la primera licenciatura en computación en el territorio nacional. En el Instituto Politécnico Nacional (IPN), en el Centro Nacional de Cálculo (CENAC), se imparte la maestría en Ciencias de la Computación. La Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) incorpora a su plan de estudios la especialidad en computación

El avance tecnológico influye en el manejo de los recursos financieros, y la sociedad mexicana tiene acceso a las primeras tarjetas de crédito, pocos años después se establecen los primeros cajeros permanentes.

Las telecomunicaciones nacionales se refuerzan cuando México ingresa a la Organización Internacional de Comunicaciones por Satélite (INTELSAT) y se concluye la Red Nacional de Telecomunicaciones, conformada por la Red Federal de Microondas, la Estación Terrestre para Comunicaciones Espaciales de Tulancingo y la Torre de Telecomunicaciones en la ciudad de México.

70
En medio de la agitación política que el país atravesaba en los años 70, el IX Censo General de Población se procesa electrónicamente por primera vez. La comunidad universitaria diversifica sus campos de aplicación en los procesos administrativos y académicos. La tecnología se aplica en diversos campos y los semáforos de la ciudad de México se programan por computadora.

La Universidad Iberoamericana ofrece los primeros posgrados en ingeniería de sistemas. En la UNAM, la Facultad de Ingeniería imparte la carrera de Ingeniero en Computación; en la Facultad de Contaduría y Administración se incluyen asignaturas de informática.

En pocos años el avance tecnológico y la visión universitaria de formación y servicio a la sociedad originan el establecimiento del Centro de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas, Sistemas y Servicios (CIMASS), que en pocos años dio paso a los Centros de Servicios de Cómputo (CSC), donde se ofrecían cursos a universitarios y público en general; así como el de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (CIMAS) cuyos grupos de trabajo con alta productividad, consistencia y madurez, forjaron el actual Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la UNAM. Todas ellas, entidades académicas que impulsaron un amplio programa de formación de especialistas destacando la maestría en Ciencias de la computación del IIMAS.

En el aspecto financiero, la década de los setenta fue vertiginosa: se instala el primer cajero automático y las redes bancarias en línea agilizan los pagos con tarjetas de crédito. Se crea el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (INFONAVIT), cuyo centro de cómputo finca una institución de vanguardia.

Se crea el Departamento de Aplicación de Microcomputadoras en el Instituto de Ciencias de la Universidad Autónoma de Puebla. En los siguientes años, el grupo del Dr. Macintosh produciría desarrollos notables tanto en hardware como en software, de entre los que destaca el diseño de una computadora personal.

El gobierno federal se fija más en el avance tecnológico y por acuerdo presidencial se apoya la fabricación de equipos y sistemas informáticos en México; la Secretaría de Comunicaciones y Transportes establece el Comité Consultivo Teleinformática, y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) adquiere equipo de cómputo para sus oficinas recaudadoras.

Al finalizar la década, las aplicaciones del cómputo y las telecomunicaciones llegan a la vida cotidiana; las tiendas departamentales Aurrera y Comercial Mexicana instalan redes de cómputo para conectar matrices con sucursales e instituciones y el Plan Nacional de Desarrollo Industrial incluye la fabricación de sistemas de cómputo electrónico y sus accesorios.


80
En los primeros años de la década de los 80, la pequeña historia negra del ámbito computacional en el país comenzaba a escribirse, ya que los grupos de investigadores de las diversas entidades educativas desaparecieron o se redujeron a dimensiones alarmantes, así que la crisis salarial generó los tan temidos estragos. Los académicos e investigadores migraron a las empresas que tomaban auge, pues la Secretaría de Industria y Comercio estableció un programa de formato de la industria de cómputo nacional, cerrando la frontera a las computadoras extranjeras.

El Plan de Fomento Nacional para la Industria del Cómputo propone que las computadoras distribuidas en el país tengan un alto porcentaje de componentes nacionales, impulsando la aparición de las primeras computadoras personales.

La docencia y profesionalización de especialistas en cómputo es demandada por todos los sectores del país. Se funda la Academia Mexicana de Informática (AMIAC), para promover la inteligencia artificial como disciplina científica y plataforma tecnológica y también la Asociación Mexicana de Ejecutivos en Informática (AMEI). También, se crea el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV).

Se crea el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), para generar e integrar información estadística y geográfica sobre el territorio, la población y la economía de México; su trabajo fue antecedente de la Coordinación de Integración y Análisis de la Información (CIAI) y la añeja Dirección General de Estadística (DGE).

En la UNAM, se funda la Dirección General de Servicios de Cómputo Académico (DGSCA) que generó la red de voz y datos más grande de América Latina, al tiempo que impulsa la formación de los estudiantes y el público en general en cómputo y telecomunicaciones.

La tecnología impacta con paso firme la vida cotidiana, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) automatiza el cobro de impuestos y las telecomunicaciones se extienden con la puesta en órbita de los satélites Morelos I y II.


90
Para la década de los noventa, la academia sigue siendo pauta en el desarrollo y la evolución tecnológica, se establece la primera conexión de la UNAM con la Red Académica de Cómputo BITNET y con la National Science Foundation (NSF, Fundación Nacional de la Ciencia), traspasando fronteras al establecer comunicación entre redes de datos. El ITESM, campus Monterrey, establece el primer nodo de Internet en México, en tanto que la UNAM es la primera institución en Latinoamérica en utilizar la red para fines académicos y de extensión al público, en sus orígenes, empresas como Banco de México, Televisa y Banamex estuvieron conectadas a Internet a través del nodo de la UNAM.

Las Tecnologías de Información y Comunicación se abren paso. Ya a inicios de la década de los noventa se contó con la primera instalación de un enlace de microondas e Internet, la UNAM puso a disposición de la comunidad universitaria la primera supercomputadora en Latinoamérica: CRAY YMP/432; y se lleva a cabo la adquisición masiva de computadoras personales, para servir a las crecientes necesidades de los académicos y de la comunidad estudiantil.

La sociedad mexicana es testigo de la realización de las primeras investigaciones y pruebas de sistemas de videoconferencia y en unos años se funda la Red Nacional de Videoconferencia para la educación con la participación de las instituciones públicas de educación superior de la zona metropolitana: Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), IPN y UNAM.

En esos años, la computación logra una presencia relevante y se impulsa un trabajo sistemático entre instituciones nacionales a través de la Red de Investigación en Informática (REDII). Los satélites Solidaridad I y SATMEX V son puestos en órbita.

Internet crece vertiginosamente como herramienta para la academia, la investigación, la comunicación y el desarrollo económico. En el entorno internacional surgen diversos organismos y se establece la Sociedad Internet (ISOC); en México en poco tiempo se instaura el capítulo local de ISOC, en tanto que diversas instituciones académicas se agrupan en la Corporación Universitaria para el Desarrollo de Internet (CUDI) de México. Por su parte el gobierno, mediante la Policía Federal Preventiva (PFP), crea la Policía Cibernética para combatir el delito cibernético.

Los grupos de investigación en el área se fortalecen y se crean nuevos centros de investigación tales como: El Centro de Investigación en Computación (CIC) del Instituto Politécnico Nacional; el Laboratorio Nacional de Informática Avanzada (LANIA) en Xalapa, Veracruz; la Coordinación de Ciencias Computacionales del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) y el Departamento de Ciencias de la Computación del Centro de Investigacion Cientifica y de Educacion Superior de Ensenada (CICESE), entre otros. En la docencia, la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM imparte la licenciatura en Informática, y la DGSCA impulsa el establecimiento de centros de extensión y telecomunicaciones donde también se enseñan idiomas.

La Sociedad Mexicana de Ciencia de la Computación es creada para promover el fortalecimiento de los grupos de investigación y desarrollo, propiciar la comunicación y la colaboración, entre otros aspectos.

Se crea la Coordinación de Universidad Abierta y Educación a Distancia con el propósito de promover el desarrollo de programas académicos en línea y a distancia en licenciatura, posgrado y educación continua.

 

2000
Para el nuevo milenio, se da paso a la era de los grids (infraestructura que permite la integración y el uso colectivo de ordenadores de alto rendimiento, redes y bases de datos administrados por diferentes instituciones) nacionales e internacionales para cómputo científico. Se instala y configura un cluster experimental (conjunto de computadoras que pueden trabajar de manera coordinada en un mismo problema).

El gobierno federal mediante TRAMITANET (sistema de trámites electrónicos gubernamentales), agiliza trámites federales. Establece el Sistema Nacional e-México, que tiene como objetivo principal ofrecer a la comunidad el acceso a una serie de contenidos en materia de educación, salud, comercio, turismo, servicios gubernamentales y de otros tipos.

Se inaugura el Observatorio de Visualización Inmersiva IXTLI de la UNAM, como herramienta de realidad virtual de apoyo para la docencia, único en su tipo en una institución educativa en América Latina. Años más tarde, también en la UNAM se pone en operación la supercomputadora Kan Balam de memoria distribuida, con capacidad para más de siete billones de operaciones aritméticas por segundo, lo que coloca al país coloca en el liderazgo del supercómputo de la región.
Esta constante evolución también se pudo observar en algunos estados de la república tales como, Tlaxcala en donde se establece el Centro de Alta Tecnología de Educación a Distancia (CATED) para el desarrollo y fortalecimiento en los ámbitos nacional e internacional.

Se realiza el primer enlace de comunicación interactiva con formato para televisión digital en Internet 2, hacia Texas A&M University.

Hemos observado que gracias al avance tecnológico actual, se ha evolucionado en todos los sectores; la educación y la investigación han sido fundamentales para insertar al país en el concierto internacional.

Los mexicanos debemos estar orgullosos de la instalación de esa primera computadora, de los primeros especialistas en la materia, de la primera red de datos apegada a estándares (hoy Internet), de la primera supercomputadora, del primer proveedor de servicios y ahora de los líderes en el desarrollo de Internet 2 en México.

El devenir del país en el siglo XXI hacia la sociedad del conocimiento se finca en el trabajo conjunto entre academia, empresa y gobierno, una larga tradición nacional en cómputo e infraestructura en tecnologías de información y comunicación nos precede y fortalece.

Para mayor información:
http://ciberhabitat.gob.mx/museo/gm/
http://www.cs.cinvestav.mx/SemanaComputoCINVESTAV/Computo.html.
http://fismat.umich.mx/~crivera/proyectos/smcc/index.php
http://www.smia.org.mx/
http://www.isoc.org.mx/
www.cudi.edu.mx/

 


 

Inicio | Contacto |