Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 7, Número 70, Junio de 2008

El ciberespacio. Un medio con gran potencial

Dr. Renato Iturriaga de la Fuente
exdirector del Centro de Cálculo Electrónico

La era de la computación electrónica de una manera u otra habría llegado a México. La inercia de las fuerzas de la historia, o de las fuerzas del mercado, irremediablemente la hubieran traído.

La IBM 650 instalada en México hace 50 años fue la primera computadora en Latinoamérica. Pero la variedad de sus aplicaciones iniciales detonó una avalancha de cambios en nuestro país, los cuales se comentarán en cuatro ejes: dentro de la UNAM, en el sector empresarial, en el sector público y en la vida cotidiana de la sociedad.

Big bang

La 650 despertó un enorme interés en la comunidad de la investigación científica. En la UNAM se generó un big bang impactando a la industria, al gobierno y a otras instituciones académicas.

Algunos de los primeros cálculos en la 650 fueron:

  1. El valor numérico de los brashinkets que Tomas Brody realizaba en investigación conjunta con Marcos Moshinsky.
  2. Diseños con base en ingeniería sísmica que realizaba Jorge I. Bustamante.
  3. Cálculo de masas y luminosades de cúmulos estelares que Iturriaga realizaba para Arcadio Poveda.
  4. Cálculo de mareas en diferentes puertos del país del Instituto de Geofísica.

Dime cómo le dices y te diré quién eres

Al americano, con mente pragmática empresarial, le atrajo el cómputo como algo útil para calcular insumos, costos, utilidades. Al nuevo objeto le llamó computadora, en las universidades a la nueva disciplina le llamaron: ciencia de la computación.

El francés, con mente cartesiana bautiza a la herramienta como ordenador, el cual operaba sobre datos, esto es información, y crea una nueva disciplina: la informática. Los españoles adoptaron esa terminología.

Al soviético, en el marco de su materialismo dialéctico, le atrajo el concepto de máquina pensante, por ello denomina a la herramienta cerebro electrónico y a la nueva disciplina le llama cibernética usando el concepto recién propuesto por Norbert Wiener.

En los setenta se adopta en México el vocablo español “informática” que se utiliza hasta finales del siglo pasado, pero los americanos adoptan el concepto europeo de “informatique” y lo traducen al inglés como “information technology”. En México se considera a la informática pasada de moda y lo moderno, de hoy, son las tecnologías de la información.

Computación en la UNAM y en otras instituciones académicas

La computación es tema universitario en tres vertientes:

Servicio de cómputo. Quizá es un hecho único en México: se adquiere un equipo tan avanzado que todavía no había uno funcionando en el mundo. En los siguientes 40 años, la UNAM ha sostenido un notable crecimiento, con incrementos muy significativos en la calidad del servicio.

Docencia. La UNAM ha fraguado un enorme capital humano que ha sido protagonista en el avance de la computación en México. La UNAM formó a los primeros cuadros técnicos y fuerzas de ventas de las empresas proveedoras; de la UNAM han salido emprendedores creadores de empresas de computación; la UNAM ha formado a muchos servidores públicos que trabajan y administran áreas de informática.

Investigación. Al llegar la 650, la visión de los fundadores no se limitaba a realizar cálculos con la nueva herramienta, sino que se preveía hacer investigación sobre lo relacionado con sus aplicaciones.

En 1968 se enlazó una Terminal de la UNAM con la computadora de la Universidad de Carnegie Mellon. Sucedió poco antes de que un grupo de universidades norteamericanas creara el ARPA-NET, antecesora del Internet de nuestros días.

El rector Pablo González Casanova crea el Centro de Investigación en Matemáticas Aplicadas Sistemas y Servicios, CIMASS, el cual era un estado transitorio, era una crisálida que debía evolucionar en dos organismos maduros: por un lado un instituto de investigación; por el otro; un Centro de Servicio de Cómputo.

Computación en el sector empresarial

Del lado de la demanda, las grandes empresas rápidamente se percataron del papel de la computación como herramienta para bajar costos, atender clientes y promover mercados.

La toma de conciencia en estos hechos, por parte de los hombres de negocios mexicanos, ha sido la principal fuerza motriz del desarrollo de la computación en el país.

Computación en el sector público

Las primeras aplicaciones de la computación en la administración pública se realizaron con la 650 de la UNAM.

La administración pública de nuestros días todavía no consigue la total integración de la tecnología con los procesos administrativos.

En plena era digital, donde la firma electrónica es una realidad, en la mayoría de los procesos de la administración pública la norma sigue siendo: “papelito firmado habla”.

La administración pública, en general, carece de efectividad en el uso de sus vastos recursos de tecnología informática. Hay una focalización en lo tecnológico ignorando otros factores que intervienen en forma sistemática.

Computación: componente sistémico en una organización moderna

Caben algunas reflexiones sobre la tecnología computacional en una organización moderna:

  1. Una plataforma tecnológica instalada dentro de una organización, pero desconectada sistemáticamente, no solo no resuelve problemas, sino los crea, o en el mejor de los casos genera costos innecesarios.
  2. La utilidad de una plataforma tecnológica es proporcional a la eficacia de sus interfases con la organización.
  3. Cuando la tecnología se adhiere a lo existente no produce efecto alguno.
  4. El diseño de una solución verdadera debe alinearse con el objetivo de la organización.
  5. En una organización, frecuentemente, el factor crítico para el éxito es el humano, no el tecnológico.

Computación en la vida cotidiana de la sociedad

El ciberespacio es el gran tema de nuestro tiempo. Hay una sacudida en la vida cotidiana de todos los habitantes del planeta. Han surgido medios para potenciar los cambios económicos, políticos y sociales. Es una revolución de comunicación humana.

Al sustentarse en alta tecnología, el ciberespacio podría suponerse frío e inhumano, pero resulta ser un medio con un gran potencial para humanizar las relaciones sociales, abre posibilidades para nuevas formas de integrar y organizar a las personas.

Retos para el futuro

Cincuenta años de computación en México dejan enseñanzas, pero sobre todo retos.

La UNAM y las instituciones de educación superior tienen dos: en docencia, formar recursos de excelencia en las diversas disciplinas asociadas a la informática, requeridos para el desarrollo acelerado que demanda el país; en investigación, contribuir con nuevos conocimientos pertinentes al nuevo orden digital del siglo XXI y, a la vez, ejercer y acrecentar su responsabilidad de elite pensante, para alertar y preparar a la Nación sobre los nuevos escenarios del futuro.

El desarrollo de la computación en México lo han realizado, y lo están realizando, personas. Dicho desarrollo solo tiene sentido en tanto esté orientado a servir a los intereses de la sociedad en general, y de las personas en lo individual.

En 24 siglos no ha perdido vigencia el aforismo de Protágoras: “el hombre es la medida de todas las cosas”.

 

Inicio | Contacto |