Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 6, Número 62, Octubre de 2007
Usabilidad en sistemas web y móviles para la educación
Rebeca Valenzuela Argüelles


Los sistemas educativos web y móviles deben ser espacios que faciliten el proceso de enseñanza-aprendizaje. En ellos, es prioritario ofrecer usabilidad a los profesores y alumnos, con la finalidad de que alcancen los objetivos planteados en la docencia sin preocuparse de las herramientas, plataformas o las versiones del software empleadas para lograrlo.

Cuando se trata de sistemas de cómputo desarrollados para responder a diferentes necesidades educativas, algunas de sus características fundamentales deben ser: la agilidad y facilidad de acceso a los contenidos didácticos, la sencillez en el uso de las herramientas de comunicación entre profesores y alumnos, la claridad en las instrucciones para realizar las tareas, por mencionar las más relevantes. En el ámbito comercial o de entretenimiento son fundamentales los diseños gráficos y multimedia vistosos que, en muchas ocasiones, sacrifican la velocidad de acceso a la información.

La usabilidad en sistemas web y móviles hace referencia a funcionalidad y aceptación, así como a lograr la satisfacción de las personas al emplear determinado objeto. La Organización Internacional para la Estandarización (International Organization for Standardization – ISO)1 plantea las siguientes definiciones del término desde el punto de vista de software 1 :

ISO/IEC 9126
“La usabilidad se refiere a la capacidad de un software de ser comprendido, aprendido, usado y ser atractivo para el usuario, en condiciones específicas de uso.”

ISO/IEC 9241
“Usabilidad es la eficiencia y satisfacción con la que un producto permite alcanzar objetivos específicos a usuarios específicos en un contexto de uso específico.”

En estas definiciones, la usabilidad no depende únicamente del sistema analizado; también el usuario y el contexto donde será empleado permitirán identificar si cumple o no con sus objetivos.

Con base en estadísticas nacionales de 2005, se puede apreciar el destacado uso de la tecnología con fines educativos existente en nuestro país, si se compara con otras aplicaciones. Por ejemplo, el 60% de las personas emplean la computadora como apoyo escolar, 26.7% utilizan software para la enseñanza/aprendizaje y 30.5% consultan Internet para actividades de educación. 2

El uso de los sistemas de cómputo con fines educativos, convierte en un factor indispensable el manejo adecuado de estándares para los usuarios que se vayan a atender, al apoyarlos en aspectos tales como acceso a la información de manera ágil, máximo aprovechamiento de los contenidos y servicios ofrecidos, rápida ubicación de los elementos en las interfaces y, en consecuencia, una navegación sencilla a través de ellos.

Uno de los servicios que presta la Dirección General de Servicios de Cómputo Académico (UNAM), a través de su Coordinación General de Servicios Educativos en Red (SERUNAM), es el de proporcionar apoyo, asesoría, colaboración y soporte técnico para la generación de sistemas educativos.

Con base en la experiencia lograda, se ha identificado la necesidad de incorporar y promover criterios de usabilidad en el diseño, desarrollo e implementación de sistemas web y móviles, con la finalidad de que los profesores e investigadores que elaboran material didáctico con sus propios recursos tecnológicos, comiencen a tomar conciencia del impacto e importancia de la usabilidad en el aprendizaje de sus alumnos.

Los criterios para lograr la usabilidad en sistemas web educativos considerando el contexto específico de SERUNAM 3 y la UNAM 4 son:

ARQUITECTURA DE LA INFORMACIÓN

Legibilidad

  • Jerarquía de la información: títulos, subtítulos, viñetas, numeración, tablas. Lo más importante a primera vista.
  • Diseño editorial y estilos (CSS) para lograr estandarización y homogeneidad.
  • Uso de mayúsculas y minúsculas para una mayor velocidad de lectura.

Etiquetado

  • Secciones, opciones, temas, herramientas y ligas. Etiqueta <title> en las páginas.
  • Uso del texto alternativo en todas las imágenes.

DISEÑO DE INTERFAZ

Navegación

  • Las opciones de navegación deben estar en el sistema y no en el navegador.
  • Cada nombre de la opción debe llevar siempre al mismo punto.
  • Consistencia en la función de botones, ligas e íconos.
  • Menú con pocas opciones (máximo 8).
  • Máximo dos clic para encontrar el contenido. Inicio y salida de forma permanente, regreso y atajos.

Ergonomía

  • Los elementos guardan su ubicación de manera permanente aunque cambien su jerarquía.
  • Uso eficiente de espacios: la mayor parte de la pantalla debe utilizarse en la información que se ofrece.
  • Diseño y funcionalidad adaptables a distintas resoluciones y navegadores.

    Comprensión

  • Existe un entendimiento por parte del usuario sobre el tema y objetivo del sitio.
  • Metáforas comprensibles. Dar prioridad a la identificación sobre la memorización.
  • Evitar el uso de un número considerable de íconos diferentes.

Interacción y manejo de errores

  • Velocidad de respuesta.
  • Retroalimentación: mensajes concisos y claros, sin alarmar y sin tecnicismos.
  • Prevención, reconocimiento, diagnóstico y recuperación de tareas.

DISEÑO GRÁFICO

Identidad

  • Sencillo y adaptado al usuario.
  • Entidades participantes.
  • Ligas a sitios institucionales relacionados.

Contraste

  • Colores oscuros en el texto sobre fondos claros.
  • Evitar tonos brillantes en áreas grandes.
  • Eliminar tipografía y fondos en tonalidades brillantes.
  • Definición de áreas de menor y mayor importancia mediante contrastes.

Tipografía

  • De preferencia sin remate.
  • Apoyo a la jerarquía de información.
  • Máximo dos familias tipográficas.
  • No usar subrayado (se confunde con una liga).

Imágenes

  • 72 puntos por pulgada de resolución.
  • JPG: ilustraciones y fotografías.
  • GIF para imágenes en color plano.
  • No deben exceder el tamaño de pantalla.
  • No emplear imágenes para colocar texto.

Fondo

  • Se recomiendan lisos pues facilitan la lectura.

En cuanto a la elaboración de sitios web para cursos educativos, se recomiendan los siguientes aspectos de usabilidad:

  1. Definición de objetivos.
  2. Elementos recomendados: nombre, presentación, temario, metodología de trabajo, criterios de evaluación, calendarización (inicio, fin, fechas de entrega, fechas de evaluación), referencias en las que se basa el contenido, instrucciones de uso, correo de contacto y créditos, página de preguntas frecuentes, sitios de interés, versión de impresión.
  3. Instrucciones claras en las actividades: qué, cómo, cuándo y dónde se debe entregar; fecha y forma de retroalimentación.
  4. Consistencia entre objetivos, actividades y evaluación.
  5. El usuario es cautivo, por lo que se le debe proporcionar un fácil acceso a la información: presentaciones sencillas (de preferencia sin animaciones), pocos pasos para el acceso, sólo multimedia que apoye al contenido.
  6. Opción de desactivar multimedia no indispensable. Lenguaje adecuado para la población a quien va dirigido.

Nuevos retos: usabilidad móvil

La usabilidad móvil es una especialidad que surge dentro de la usabilidad general, y es aquélla que aplica cuando el usuario accede a la información desde cualquier lugar a través de dispositivos móviles.

En educación, el concepto existente al respecto, es el de aprendizaje móvil (mobile learning o m-learning). En este ámbito, los dispositivos móviles han facilitado de forma importante el acceso a contenidos y su disponibilidad, revolucionando así, la comunicación e interacción entre profesores y alumnos.

Estadísticas de población en México de 2005, detectan que 10.8 millones son usuarios de computadoras personales (PCs), 46.1 millones de teléfonos móviles y 1.7 millones de asistentes digitales personales (PDAs) 5, además de que en 2006, se establecieron un 5% de conexiones a Internet a través de dispositivos móviles 6.

Hoy en día, podemos constatar el alto número de consumidores de dispositivos móviles, por lo que se vuelve esencial la aplicación de la usabilidad en estas tecnologías para proporcionar a los usuarios potenciales las ventajas educativas que ofrecen estos dispositivos, como es el acceso a la toma de datos en prácticas de campo, la consulta de contenidos en los sitios donde se encuentre el alumno, el envío de mensajes o la descarga y uso de simuladores desde cualquier parte.

Con base en los lineamientos del MOBILearn project la usabilidad móvil está completamente relacionada con el contexto de uso y el diseño centrado en el usuario, a fin de lograr la aceptación del sistema por cada uno de los actores involucrados: profesores, alumnos, generadores de contenido, etcétera.

El gran reto es ofrecer aplicaciones móviles que permitan aprender, aun a través de equipos que presentan incompatibilidad de archivos y software, dificultad para el acceso a redes inalámbricas, limitaciones de despliegue, procesamiento y almacenamiento, así como una vertiginosa evolución, lo cual los vuelve obsoletos en un periodo muy corto.

En la usabilidad móvil, factor importante y valioso para la educación, hay mucho camino por recorrer; sin embargo, es precisamente en el desarrollo de proyectos que se encontrarán las soluciones a todos aquellos aspectos que todavía representan un obstáculo para el aprendizaje a través de dispositivos móviles.

Algunos ejemplos de usabilidad

Referencias:

 

NOTAS

  1. http://www.ain-da.info/que_es_usabilidad.htm
  2. Estadísticas sobre disponibilidad y uso de Tecnología de Información y Comunicaciones en los Hogares, 2005. Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática. pp 14, 15 y 19.
  3. Criterios basados en la bibliografía del tema, así como en los estándares internacionales relacionados.
  4. Aspectos que complementan y no excluyen las Disposiciones Generales para Sitios Web Institucionales de la UNAM. Consejo Asesor de Cómputo. UNAM. Abril de 2007 (http://www.cac.unam.mx).
  5. Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2005. AMIPCI. Asociación Mexicana de Internet. pp 5 y 6.
  6. Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2006. AMIPCI. Asociación Mexicana de Internet. pp 8.

 

 

 

Inicio | Contacto |