Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 6, Número 58, Abril de 2007

Sarahí. Primer modelo de enseñanza lingüística en tercera dimensión
David Gustavo Alberto Gutiérrez Ramírez

Las aplicaciones de las tecnologías de información y comunicación (TICs) en el ámbito educativo son cada vez mayores y constante su desarrollo para el proceso de adquisición y transmisión de conocimiento. Esto ha impulsado la creación de diversos escenarios y nuevos métodos para la enseñanza-aprendizaje, con el beneficio en la forma de impartir asignaturas prácticas y más cercanas a la cotidianeidad.

Los usos de la realidad virtual en la academia han permitido el acercamiento e introducción a un mundo completamente diferente al visto y usado en los libros de texto o existente en presentaciones inanimadas y estáticas. En ese sentido, en la actualidad, se puede aprender en aulas con posibilidad de interaccionar con modelos que representan cadenas de ADN, simulaciones de choques entre galaxias, el cuerpo humano y sus diversos órganos, de tal manera que vemos la forma en que éstos funcionan sincrónicamente.

Las herramientas de las TICs, aplicables a la enseñanza, se modifican de manera incesante para impulsar nuevas estructuras que se reflejen en beneficios hacia ciertos métodos de aprendizaje en particular. Un ejemplo lo constituye el primer laboratorio de enseñanza virtual del idioma español que opera en el Observatorio de realidad virtual Ixtli, de la Dirección General de Servicios de Cómputo Académico (DGSCA), realizado en conjunto con el Centro de Estudios Para Extranjeros (CEPE), ambos de la UNAM, donde se ha puesto en operación el modelo tridimensional Sarahí.

El modelo Sarahí atiende la enseñanza del español entre estudiantes que no lo hablen como lengua materna, al mostrarles la forma y el modo en que se articulan las palabras en nuestro idioma. En sentido estricto, este modelo fonador humano en tercera dimensión auxilia a estudiantes y profesores en el conocimiento y funcionamiento de los órganos fisiológicos que constituyen y articulan los sonidos del habla.

Con ayuda de una plataforma en software libre, se desarrolló un conjunto de aplicaciones que derivaron en la manipulación de una animación facial con un sistema de sonido sincronizado, para constituir un método de enseñanza que trabaja de manera dinámica con los usuarios.

El modelo humano Sarahí, proyectado en la pantalla, pronuncia una palabra o una oración, acentuando la gesticulación del hablar, la cual está coordinada con el sonido producido para esa misma expresión, recreando así, todo el proceso de hablar y escuchar que hay en una conversación.

La secuencia de formación

Para llevar a cabo todo este procedimiento de representación del habla, se tuvieron que realizar varios procesos de investigación y desarrollo empezando por las partes del cuerpo humano involucradas. En esta primera fase, se puso especial énfasis al funcionamiento del cerebro, cuello y cara del personaje, sus músculos faciales, así como secciones importantes y vitales de nuestro aparato fonador, como la lengua y las cuerdas vocales.

Una vez que se tuvieron los esquemas precisos de estos elementos, se procedió a elaborar un sistema de modelado computacional utilizando vectores y herramientas informáticas y de diseño de realidad virtual que pudieran utilizarse tanto en grupos de trabajo para PC como en el mismo observatorio de visualización Ixtli.

Una de las aportaciones más importantes que se obtuvo con este proyecto, fue el aprendizaje sobre la elaboración y manipulación de las animaciones en formato de Cal3D (Caracter Animation Library), ya que a través de esta biblioteca se pudo realizar la representación en tercera dimensión, con la ayuda conjunta de otros programas como Maya, herramienta especializada para procesos de animación.

La integración de modelos representó el trabajo de casi un año, pues requirió la integración perfecta del sonido con la coordinación de los movimientos de la cara del modelo humano. Para ello, también se utilizó la biblioteca abierta de escena gráfica y audio (osgAL, por sus siglas en inglés Open Scene Graph Audio Library) que integra OpenAL y OpenSceneGraph (OSG), herramientas que permiten la sincronización entre el grafo de escena, la animación y el sonido.

Además, con la biblioteca OSG se pudieron manejar de forma individual los gráficos en escena y hacer compatibles la utilización de trabajos en clusters, así como trabajar en un formato multiplataforma para optimizar el manejo de escenas complejas, y en donde se integran muchas bibliotecas como Cal3D y OpenAL.

Esta parte de la implementación técnica e integración de tecnologías fue muy importante porque permite ofrecer al estudiante, usuario final del sistema de enseñanza Sarahí, un ejemplo de cómo articular un sonido al tiempo de mostrarle tanto la posición y movimiento de la lengua como la boca para emitirlo. Proceso de complicada demostración, pues existen fonemas como la r, b, p, d y t que son muy difíciles de pronunciar para una gente de no habla hispana, pero con este aparato fonador se facilita el que ellos puedan pronunciarlo.

Rosa Esther Delgadillo Macías, profesora del idioma español en el CEPE e impulsora del modelo Sarahí, considera que existe una mejoría en el aprendizaje en los alumnos que utilizan este sistema de enseñanza virtual porque a través de éste se adquiere conciencia de cómo se articula un sonido.

–“Ellos observan este proceso y tratan, a su vez, de imitarlo. Se genera una especial atención al escuchar, se incrementa la retención para comprender y, finalmente, articular el sonido de las palabras. Este proceso de ignición se hace directamente a través de las neuronas y el cerebro lo registra. De alguna manera, permite al alumno ayudarle a guardar toda esta información para que en el momento en que la necesite, la pueda recuperar”–.

Con la implementación de esta herramienta virtual en el curso, Delgadillo Macías observa que este modelo tridimensional es una importante estrategia de aprendizaje significativo para el estudio de nuestro idioma.

Por su parte, Lorentin Vesterman, estudiante de intercambio de origen suizo, apreció la ayuda que este modelo le puede ofrecer en su aprendizaje del español; sin embargo, afirmó que esta herramienta podría ser de mayor utilidad para personas que sufren de alguna discapacidad visual o auditiva, además de aquellos alumnos, en especial los de origen coreano, que no tienen la percepción de diferenciar algunas articulaciones de los sonidos por las propias coyunturas culturales.

Así, Sarahí es una herramienta tecnológica que impulsa el aprendizaje del español.

Para mayor información:

http://www.ixtli.unam.mx

 

Inicio | Contacto |