Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 5, Número 46, Febrero de 2006

BLOGS: uso participativo y comunitario de Internet

Romeo López Camacho

 

En los últimos años, las herramientas de publicación en Internet han crecido de manera sorprendente. De los ligeros editores HTML, como el incluido en la suite del navegador Mozilla —de código abierto y acceso gratuito— hasta los actuales Sistemas de Gestión de Contenidos (CMS, por sus siglas en inglés) como Drupal y Mambo, las posibilidades para armar y administrar un sitio por parte de usuarios con un nivel básico y medio de alfabetización tecnológica (1) aumentan de forma permanente.

Del mismo modo, los servicios de alojamiento web gratuito para archivos de texto, audio y video (espacios en servidores como Geocities o Tripod, hasta los actuales sistemas de gestión y administración tipo blog o wiki) se han multiplicado, volviendo más asequible para los usuarios el tener un espacio en la Internet.

De los espacios narcisistas a los espacios comunitarios

Cuando el pintor Andy Warhol profetizó que en el futuro cada quien tendría sus quince minutos de fama, en mucho se refería al fenómeno del acceso creciente del público a herramientas de producción de contenidos, en un mundo invadido por la publicidad, el culto al individuo y la búsqueda del éxito. Desde su perspectiva de las relaciones sociales establecidas, este hecho terminaría por encumbrar en los espacios públicos al “hombre promedio”, aunque sea por unos instantes, para luego diluirlo en el cúmulo de golpes audiovisuales lanzados por los medios masivos de comunicación.

Considerando las características de la sociedad norteamericana de los años setenta, en la que Warhol se desenvolvía, no es sorpresiva entonces la proliferación de espacios narcisistas de expresión en medios como la Internet, pues gracias a la difusión de tecnologías de fácil manejo, las personas han encontrado un medio para explayarse sobre sus profesiones, gustos musicales, mascotas e incluso, sobre su vida cotidiana, mostrando en un escaparate global sus aficiones y rechazos, hecho particularmente notable en los servicios gratuitos para la gestión de blogs, como Blogger o MSN Spaces.

Más allá de que nos encontremos con una lluvia de contenidos que a nuestro parecer son irrelevantes, la proliferación también nos permite encontrar comunidades de interés en donde, gracias a la interactividad que proporciona el uso de ciertos lenguajes de programación, se puede establecer un constante intercambio de papeles entre el emisor y el receptor, facilitando el surgimiento de un auténtico proceso comunicativo.

¿Qué es un blog?

Antes de incursionar en el tema, es bueno retomar alguna definición, la que más precisa me parece, es la dada en The Blog Herald, citada y traducida por Antonio Fumero en su artículo “Un tutorial sobre blogs. El abecé del universo blog”:

Un blog es una jerarquía de texto, imágenes, objetos multimedia y datos, ordenados cronológicamente, soportados por un sistema de distribución de contenidos capaz de proporcionar (al autor) la funcionalidad necesaria para distribuir esos contenidos con cierta frecuencia, exigiéndole unas capacidades técnicas mínimas, y que puede facilitar la construcción de conexiones sociales significativas o comunidades virtuales alrededor de cualquier tema de interés. (Fumero, 2005: en línea)

Agregaría que dichas conexiones sociales significativas, o comunidades virtuales de interés, se van tejiendo gracias al uso intensivo de hiperenlaces (Estalella, 2005), hacia el sitio referenciado, otorgándole a este último una mayor visibilidad en la red.

Además, prácticamente en todos los servicios de blog se puede habilitar (o lo traen por defecto) la publicación de comentarios, mediante sistemas de filtrado contra el spam, los insultos personales o cualquier comentario no deseado que son, en buena parte, determinados por el autor del sitio, permitiendo
a los visitantes hacer observaciones a los textos o materiales audiovisuales publicados, para enriquecerlos con referencias y acotaciones que aumentan, corrigen y hacen más precisa la información.

En cierto sentido, estos dos mecanismos posibilitan la revisión por pares, típica de las publicaciones tradicionales, con la característica particular de que, en este caso, ésta se hace después y no antes de la difusión del material (Bowman y Willis, 2003: 13), con el añadido de que sucede de una manera más transparente hacia el usuario.

Pero, bueno, la mejor manera de saber qué es un blog es visitando algunos de ellos. Para ello se puede hacer uso de servicios como Technorati http://www.technorati.com/, que busca en 20.9 millones de blogs los contenidos que le indica el usuario o bien, explorar aquellos que aparecen catalogados por temas en directorios como Bitácoras.com http://bitacoras.com/ y Blogs México http://www.blogsmexico.com/

Algunos blogs merecen destacarse porque han participado en la construcción de comunidades gracias a la interactividad establecida con otros “blogueros” (autores de blogs) y usuarios de la red.

Tres ejemplos

Una mínima selección de los blogs más visibles de la web en el ámbito hispánico incluye los que se describen a continuación. Obviamente no son todos los que están, y tal vez tampoco los mejores en su ámbito, sin embargo sí son, desde mi punto de vista, ejemplos muy bien logrados de lo que se puede hacer con esta tecnología de publicación en línea, donde se superan o replantean creativa y lúdicamente el narcisismo imperante en estos espacios de expresión pública.

- Microsiervos: http://www.microsiervos.com

Una de las estrellas de la “blogosfera” (2) hispana es Microsiervos, un blog colectivo escrito por tres geeks: Álvaro Ibáñez, Nacho Palou y Javier Pedreira; donde se abordan temas diversos, todos ellos relacionados con el mundo de la tecnología, especialmente Internet. Un geek es en sus propias palabras:

Una persona que ha elegido la concentración en vez de el conformismo; alguien que persigue la habilidad (especialmente la habilidad técnica) y la imaginación, en vez de la aceptación social de la mayoría. La mayor parte de los geeks son hábiles con los ordenadores y entienden la palabra hacker como un término de respeto, pero no todos ellos son hackers. De hecho algunos que son hackers de todas formas se llaman a sí mismos geeks porque consideran (y con toda la razón) que el término hacker debe ser una etiqueta que otras personas le pongan a uno, más que una etiqueta que alguien se ponga a sí mismo (3).

En las notas de este sitio podemos encontrar desde comentarios llenos de humor sobre el diseño gráfico, hasta reportes día a día de misiones espaciales como la del transbordador espacial Discovery. De particular interés puede resultar su sección dedicada a los hackers, a la cual los creadores del sitio les tienen particular estima, pues los diferencian de los maliciosos crackers.

De 2003 a la fecha, Microsiervos (que a propósito toma su nombre de la novela homónima de Dou-glas Coupland, más reconocido por su obra Generation X) se ha convertido en una referencia ineludible en la blogósfera hispana, ubicándose siempre entre los primeros lugares de las listas de blogs y/o sitios más visitados (al momento de escribir este artículo se encontraban en el lugar número 1 del Top 500 del sitio Bitácoraspuntocom, http://www.bitacoras.com/top500/index.php).

La comunidad que comenta sus notas es extraordinariamente nutrida, y puede decirse que su sitio es un éxito gracias a la retroalimentación existente, puesto que ellos mismos son asiduos lectores de otros blogs. Un archivo de sus comentarios en otros espacios lo encuentran en: http://www.microsiervos.com/dc/

- Más respeto que soy tu madre: http://mujergorda.bitacoras.com/2/

Prácticamente desde la aparición de la Internet se han hecho intentos por fusionar el nuevo medio con la creación literaria. Sin embargo, en la mayoría de los casos, estos intentos han derivado en libros tradicionales publicados en un nuevo formato, el electrónico, que resultan poco atractivos para el lector, pues el error más frecuente de estas experiencias es no pensar los textos para su lectura en la web, sino más bien seguir persiguiendo la publicación impresa, mientras se toma la versión electrónica como un recurso de segundo orden (4).

Muchos autores del siglo XX rompieron el molde del formato impreso (pienso en Rayuela de Julio Cortázar y en la “poesía concreta” de los brasileños Augusto de Campos y Decio Pignatari) al crear textos que “saltaban de la página”, prefigurando en más de un sentido la lectura hipertextual y la complementariedad de ésta con recursos audiovisuales.

Pero hasta hace relativamente poco no había encontrado una conjunción tan afortunada de literatura y tecnología, cuando navegando me encontré con la “blognovela” Más respeto que soy tu madre, del prolífico escritor argentino Hernán Casciari, quien explota las cualidades estructurales del blog de una manera extraordinaria.

No les contaré demasiado, bastará con decirles que la protagonista de esta ficción interactiva, Mirta Bertoti, nos cuenta a través de su diario en línea (que no es otra cosa que el blog) las peripecias ocurridas a ella y su peculiar familia (5), teniendo como fondo el ambiente típico de los barrios populares de Argentina y sucesos de la “vida real”, tales como la vez que Maradona le metió el segundo gol a los ingleses en el mundial de México en 1986 http://mujergorda.bitacoras.com/archives/000183.html

Así, Mirta va dando opiniones (en tiempo real) sobre la vida cotidiana, que podría ser la de cualquier familia argentina, llenas de eso que a veces llaman “sabiduría popular”, mientras que los lectores, por su
parte, le mandan mensajes de aliento y agradecimiento y, ocasionalmente, conversan con el personaje sobre lo ocurrido en el “capítulo” del día.

Su éxito es innegable: los comentarios del último capítulo de la primera parte alcanzaron la cifra de 1082. Su autor, Hernán Casciari, se ha convertido en una referencia ineludible para quien quiera analizar la ficción en línea.

- Blong: http://proyectoblong.blogspot.com/

Finalmente Blong, un metablog que ayuda a crear otros blogs, específicamente a organizaciones no gubernamentales, enfoca la estructura y utilidades añadidas a la formación de un sitio adecuado para la acción social en comunidades.

Su autora, Olga Berrios (2005), explica en su artículo “El papel de los blogs en la acción social. Blogs en ONG, una oportunidad poco conocida”, de reciente aparición:

  • Publicar una bitácora no requiere de amplios conocimientos de informática. Muchas ONG no disponen de presupuesto para personal técnico cualificado, de manera que la automatización del proceso de publicación resulta de mucho interés.
  • Además, esos sistemas pueden ser gratuitos. Los recursos técnicos necesarios son simplemente un ordenador y una conexión a Internet.
  • La herramienta puede propiciar la construcción de una comunicación horizontal, en lugar de vertical, a través de la generación de varias bitácoras. Esa democratización de la comunicación es algo de lo que carece la mayoría de las organizaciones y que podría dar lugar a una mayor participación.

Así, Olga explica en su espacio a las ONGs, cómo acceder y aprovechar al máximo las oportunidades del medio, para complementar y aprovechar al máximo el espacio de visibilidad de las organizaciones que decidan comenzar a publicar un blog propio.

Conclusión

Un blog no tiene porqué ser el sitio de un autor encerrado en sí mismo, antes bien, esta tecnología provee y se complementa con herramientas diversas que bien aprovechadas pueden contribuir a incrementar los espacios de comunicación de los usuarios, al conectarlos con comunidades virtuales que mantienen intereses e inquietudes comunes.

Los temas por abordar son prácticamente infinitos, y un conocimiento adecuado de todas las posibilidades técnicas y estructurales del funcionamiento de este sistema permite el surgimiento de páginas muy atractivas (tanto estéticamente como en contenidos), mismas que son susceptibles de convertirse en nodos (puntos de mucho tránsito), entre las ubicaciones de los distintos sitios que conforman la Internet.

Para mayor información

http://www.campusred.net/telos/
articulocuaderno.asp?idarticulo=6

http://www.hipergene.net/wemedia/espanol.php

http://www.campusred.net/telos/
articulocuaderno.asp?idarticulo=5

http://www.uoc.edu/mosaic/articulos/cms1204.html

http://www.campusred.net/telos/
articulocuaderno.asp?idarticul

http://www.campusred.net/telos/
articulocuaderno.asp?idarticulo=9

http://www.cpd.unam.mx/tipo_b/76bi/76bi.html

http://www.campusred.net/telos/
articulocuaderno.asp?idarticulo=3 .

 

NOTAS

  1. Un nivel básico de alfabetización tecnológica lo posee cualquiera que esté familiarizado con el ambiente de interfaces que ofrecen los programas de edición de texto, imagen, audio, o video; es decir, cualquiera que tenga el hábito de manejar algún programa como Word y el correo electrónico. Un nivel medio lo poseen aquellos que conocen a profundidad o parcialmente la lógica que impera en los lenguajes de marcado de hipertexto, como HTML y XML, que sirven para la creación de páginas web.
  2. Término utilizado por más de uno para describir el espacio en donde crecen y se desarrollan las comunidades de blogueros, intercambiando pareceres e información sobre la publicación de cada cual.
  3. 3 Diccionario Jargon File 4.3.3, citado y traducido por Álvaro Ibáñez en Microsiervos. http://www.microsiervos.com/archivo/internet/geek-y-nerd.html
  4. 4 Esto les sucede, a mi parecer, a los excelentes trabajos del grupo de activistas italianos que responden al pseudónimo colectivo Wu Ming, que se publican en su página web http://www.wumingfoundation.com/ bajo licencia Creative Commons para que puedan ser descargados y reproducidos por cualquiera. Si bien, son obras de gran calidad que encuentran difusión gracias a la Internet, siguen estando pensadas para ser leídas en una forma lineal o muy poco hipertextual.
  5. 5 Un marido desempleado, un hijo geek y homosexual, el otro drogadicto escatológico y la más pequeña, una adolescente aficionada al cibersexo, además de un suegro que sólo habla en italiano, mientras se ve invadido por una rara enfermedad degenerativa que en lugar de envejecerlo lo rejuvenece.

Inicio | Contacto |