Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 4, Número 43, Octubre de 2005

PIC-SER, sistemas de comunicación presencial

Juan Israel Ortega Aceves

 

Actualmente, el intercambio de información en las redes de datos se rige por normas o estándares que utilizan un lenguaje común de comunicación entre los distintos dispositivos existentes; además de que incorporan especificaciones técnicas abiertas, elaboradas en consenso por centros de investigación, laboratorios, universidades, administradores, fabricantes, etcétera.

Dichas normas o estándares están avalados por organismos internacionales interesados en mantener una alta calidad y que se dedican a la redacción y aprobación de políticas y recomendaciones. Algunos de estos organismos son:

IEC – Comisión Internacional Electrotécnica (International Electrotechnical Comission).

IEEE – Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (Institute of Electrical and Electronical Engineers).

IETF – Fuerza de Trabajo de Ingeniería de Internet (Internet Engineering Task Force).

ISO – Organización Internacional para la Estandarización.

ITU – Unión Internacional de Telecomunicaciones (engloba CCITT y CCIR).

ASME – Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos (American Society of Mechanical Engineers).

CENELEC – Comité Europeo de Normalización Electrotécnica (Comité Européen de Normalisation Electrotechnique).

Hasta hace poco, era casi imposible o muy limitado encontrar un protocolo que viajara a través del IP (Internet Protocol), basado solamente en un estándar abierto y que congeniara con aplicaciones de audio, video, mensajería instantánea y sesiones de datos en tiempo real con equipos de diversos fabricantes.

Lo anterior, debido a intereses particulares de los fabricantes dedicados al ramo, quienes mantenían estándares cerrados y diferentes entre sí, en un afán por ofrecer soluciones “destacadas y únicas”.

Asimismo, le daban poco peso a la interoperabilidad y convivencia entre los diversos equipos, por lo que solamente dejaban disponible una comunicación básica entre éstos, de tal forma que los fabricantes sólo retomaban algunos aspectos de los patrones y reglas definidos por los organismos internacionales de normas y estándares, para comunicarse entre sí y establecer y negociar sesiones de cualquier tipo.

En muchos casos, era un hecho imposible, o simplemente audaz, la posibilidad de contar con herramientas completas de comunicación de voz, datos y video en tiempo real, sin embargo, cuando sucedía, los fabricantes lograban tener cautivos a los consumidores de tecnología.

Frente a este panorama, surgió la necesidad de crear un estándar lo bastante robusto, abierto y fácil de implementar para desarrollar el protocolo SIP (Se-ssion Initiation Protocol), impulsado por la IETF (RFC 2543, 3261), el cual por medio de mensajes de señalización, permite enviar servicios de manera mucho más clara y efectiva para el establecimiento, modificación y finalización de sesiones entre los usuarios.

SIP funciona de forma muy similar al protocolo http, es decir, su sintaxis basada en texto es claramente entendible y fácilmente interpretable. Otro de los beneficios es que permite establecer una o varias sesiones sea cual fuere el servicio utilizado (audio, video, mensajería instantánea, entre otros); únicamente se requiere la dirección electrónica del usuario para identificarlo (ejem. URL sip:usuario@dominio.com), y no la dirección IP del equipo para brindarle el servicio, esto gracias a que el servidor SIP funge como un conmutador telefónico en el que se registran todos los dispositivos SIP.

El proceso es el siguiente: el servidor SIP guarda en una base de datos el nombre de un usuario junto con su clave y avisa al sistema de su entrada, así, en el momento en que alguien hace una petición para el establecimiento de una sesión con otro usuario, el servidor SIP revisa su base de datos y, en caso de tenerlo registrado, envía la petición al destino y establece la sesión de comunicación, en caso contrario, devuelve un mensaje de no disponibilidad.

Si consideramos que uno de los mayores intereses por parte de los usuarios es la posibilidad de lograr la comunicación y conexión con un grupo para colaborar en distintas actividades, sin la necesidad de estar presentes en una misma sala, departamento o edificio, la presencia del individuo se vuelve virtual.

Anteriormente, este mecanismo era algo difícil de implementar dado que las herramientas eran un teléfono, una máquina de escribir y la fuerza de voluntad. Recientemente, con la ayuda de las redes de datos y el empleo de tecnologías de video, voz y transferencia de datos mediante IP (protocolo IP) se pueden realizar videoconferencias, llamadas telefónicas IP y transferencia de datos en tiempo real, entre otras cuestiones, por el hecho de que estas alternativas han facilitado las labores diarias en sectores tales como los educativos y comerciales.

Integrar estos servicios hacia todos los interesados en general, no deja de ser difícil y tedioso, un ejemplo sería hacer una conferencia telefónica, para lo cual habría que programar la asistencia de todos los inmiscuidos, lo que implica una dificultad cuando una persona no se encuentra disponible para dicho evento.

Ahora bien, cómo sería el saber la situación actual de un individuo en relación con su presencia, si se encuentra disponible y presente, o sea, dar a conocer su estado hacia los demás en un momento específico: si está disponible, ocupado, no disponible o fuera de línea. Asimismo, hacer una junta en cualquier momento o reunir a un grupo de investigadores para compartir notas y alcances con simplemente dar un clic, a través de herramientas tales como:

  • Telefonía.
  • Mensajería instantánea.
  • Videoconferencias.
  • Sistema de presencia.

Dichas herramientas podrían utilizarse desde una computadora o dispositivo de comunicaciones disponible, mediante la red de datos del colegio, universidad, centro de investigación, negocio u empresa, lo cual facilitaría el trabajo al acortar las distancias, además de obtenerse un ahorro inmenso en tiempo y costos.

¿Difícil de creer? Pues es verdad. La UNAM es partícipe de ello, y a través de la Dirección General de Servicios de Cómputo Académico (DGSCA), es integrante del grupo de trabajo The Presence and Integrated Communications Working Group in Internet 2, para llevar a cabo el desarrollo y pruebas del proyecto PIC-SER (Presence and Integrated Communications-SIP Express Router), en conjunto con las universidades:

  • Columbia University.
  • Florida State University.
  • i2CAT/Universitat Politècnica de Catalunya.
  • Massachusetts Institute of Technology Plasma Science and Fusion Center.
  • University of California.
  • University of Pennsylvania.

De manera ardua, los trabajos de PIC-SER se enfocan al desarrollo de sistemas de comunicación presencial sobre estándares abiertos:

  • SIP (Session Initial Protocol).
  • SIMPLE (SIP Instant Me-ssaging and Presence Leveraging Extensions).

Los objetivos principales son los de probar, establecer y dar soluciones a las diversas secciones de dichos protocolos, mediante una infraestructura para la mensajería instantánea y presencial, unificada con voz, video y diversos medios de comunicación en tiempo real, para uso de la comunidad de Internet 2, en este tipo de comunicaciones.

Dicho en otras palabras, se trata de desarrollar una herramienta completa sobre una misma aplicación o terminal de comunicaciones, para llevarla a un nivel de estandarización tal, que cualquier dispositivo SIP (teléfono, softphone, videocámara o aplicación SIP) pueda comunicarse entre sí sin problema alguno, con la finalidad de aprovechar cada una de sus capacidades.

Así, al hacer uso de manera conjunta de una aplicación SIP instalada en una PC, agenda electrónica o terminal SIP y una conexión a Internet, podemos avisar e indicar que estamos “en línea”, listos para realizar y recibir llamadas IP, videoconferencias IP, mensajería instantánea, entre otros servicios; es decir, estamos preparados para llevar a cabo diversas actividades apoyados por distintos instrumentos y, de forma simultánea, ahorramos tiempo al mandar un correo, realizar una llamada o pedir una reservación para una videoconferencia y, lo más importante, para localizar al doctor, arquitecto, ingeniero o familiar ubicado en una región alejada o, incluso, en otro continente y con quien no sabemos cómo comunicarnos de manera inmediata.

Con tan solo un “clic” todo esto lo podemos solucionar, al tiempo que seleccionamos lo que deseamos hacer o hacemos todo a la vez, sin necesidad de conseguir un número telefónico o la dirección IP del dispositivo; únicamente con el correo electrónico tenemos al alcance de la mano una gama de herramientas para nuestro uso.

Cualquier académico, estudiante o investigador de la Universidad podrá estar en comunicación con sus homólogos en diversas partes del mundo, lo que acortará las distancias entre las diversas instituciones educativas internacionales y generará nuevas formas de cooperación y acercamiento, aunado a los significativos ahorros económicos que conllevarán estos sistemas de comunicación. A partir de ahora se dirá ¡No me des tu teléfono! ¡Dame tu número SIP!

Para mayor información:

http://www.internet2.edu

http://www.iptel.org/ser

http://www.ietf.org/html.charters/sip-charter.html

http://www.ietf.org/html.charters/simple-charter.html

http://www.voip-info.org

http://www.wirlab.net/kphone

 

Inicio | Contacto |