Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 4, Número 39, Mayo de 2005

Tiempo e Internet, Consideraciones técnicas

José Fabián Romo Zamudio

 

Internet ha modificado muchas actividades de la vida cotidiana: la manera de comunicarnos, de hacer negocios y de impartir y recibir educación, por mencionar algunas. Sin embargo, al reducir las distancias, Internet también ha reducido relativamente el tiempo disponible. Buena cantidad de las comunicaciones entre usuarios de Internet son de tipo asíncrona (correo electrónico, foros, páginas Web) pero cada vez son más populares las tecnologías síncronas (videoconferencia, audioconferencia, mensajería instantánea) que relacionan a personas distantes por miles de kilómetros. Es aquí donde el factor tiempo hace su aparición. Si se desea establecer una videoconferencia entre varios países, por ejemplo, se deberá considerar el huso horario en el que se encontrará cada participante. Si algún conocido no nos responde a la mensajería instantánea, en caso de que en México sean las 5 de la tarde, es porque seguramente está dormido, si vive en Roma, donde sería la medianoche.

Husos horarios

En 1884, un grupo de astrónomos declararon, sin alguna ley de por medio, que el Observatorio de Greenwich, en Londres, Inglaterra, marcaría el meridiano cero. Aunque el observatorio se trasladó a Sussex en 1950, el sitio original del observatorio permanece. Al tiempo de Greenwich se le identifica con las siglas GMT (Greenwich Mean Time), y corresponde al inicio de la escala de tiempo por el movimiento aparente del sol en el meridiano cero. Otro término que a veces se confunde con GMT, es el Tiempo Coordinado Universal (UTC), el cual se apoya en la medición de las oscilaciones en los relojes atómicos. Aunque en buena parte de la literatura, GMT y UTC se emplean como sinónimos, la diferencia puede ser de hasta 0.9 segundos, por lo que GMT no se usa para cálculos precisos, como en los Sistemas de Posicionamiento Global (GPS). Para UTC y GMT, no aplican cambios por horario de verano.

El meridiano cero o GMT posee otro identificador: Z, usado por los militares en todo el mundo como la palabra “Zulu” para referirse al tiempo universal, y por los civiles como abreviación del meridiano cero (zero). De esta forma, cuando en la milicia se establece que una reunión se llevará a cabo a las 21:00 Zulu, quiere decir que la junta será a las 9 de la noche GMT. Si se desea especificar el tiempo local, conviene hacer referencia a GMT, agregando o quitando horas. Por ejemplo: gran parte del territorio mexicano se localiza en la zona horaria S (Sierra), seis horas menos de lo que corresponde a GMT; cuando no se está en el horario de verano, y cinco horas durante el horario de verano. Por tanto, para comunicarle a un compañero en Internet, que una videoconferencia se llevará a cabo a las dos de la tarde en el horario local, lo conveniente es escribir: 14:00 tiempo de México (GMT-5 o GMT-6, dependiendo si se está aplicando o no el horario de verano).

Exactamente del otro lado del planeta con relación a Greenwich, en la inmensidad del Océano Pacífico, están dos husos horarios que conviven el mismo meridiano. Son las zonas M (Mike) e Y (Yankee). Ese meridiano está dividido en dos porque ahí se localiza la Línea Internacional del Cambio de Día (International Date Line). Una persona al oeste de esa línea estará en el huso horario M y su reloj marcará el GMT más 12 horas. Una persona al este de la línea, tendrá que sincronizar su reloj con la zona Y, que equivale al GMT menos 12 horas, y no sólo eso: habrá regresado un día en el tiempo.

El planeta Tierra está dividido, por tanto, en 24 husos horarios, aunque uno de ellos, el opuesto a Greenwich, en realidad tiene dos zonas (la M y la Y). Todas las zonas horarias se pueden identificar de varias maneras, algunas por convención internacional, por comodidad de las actividades militares o civiles y otras formas por decisión de algunos países:

 

Horas con
respecto a
Greenwich
Abreviación militar
(equivalente
en inglés)
Otras abreviaciones por país o región
Algunos países
y regiones

-12

Y (Yankee)
IDLW
Isla Baker

-11

X (X-ray)
BEST, NUT
Samoa, Islas Midway

-10

W (Whiskey)
HST, THAT
Islas Cook, Hawai

-9

V (Victor)
AKST, YST
Alaska

-8

U (Uniform)
PST, HNP
México, Baja California

-7

T (Tango)
MST
México, pacífico, Arizona

-6

S (Sierra)
CST, MEX
México centro, Texas, Illinois

-5

R (Romeo)
EST, COT, PET
Estados Unidos este, Cuba, Colombia, Panamá

-4

Q (Quebec)
AST, CLT, BOT
Chile, Paraguay, Venezuela

-3

P (Papa)
BST, ART, UYT

Brasil, Argentina, Uruguay

-2

O (Oscar)
FST, VTZ
Brasil islas

-1

N (November)
AT, EGT
Azores

0

Z (Zulu)
GMT, UTC, GT, UT
Reino Unido, Portugal, Irlanda, Costa de Marfil

+1

A (Alpha)
CET, MET
España, Italia, Francia, Alemania

+2

B (Bravo)
EET, OEZ
Egipto, Sudáfrica, Grecia

+3

C (Charlie)
MSK, EAT, AST
Etiopía, Irak, Rusia (Moscú)

+4

D (Delta)
GST, USZ3
Armenia, Emiratos Árabes

+5

E (Echo)
IOT, USZ4
Pakistán, Uzbekistán

+6

F (Foxtrot)
BDT, USZ5
Kazajstán, Sri Lanka

+7

G (Golf)
JT, ICT, USZ6
Camboya, Indonesia, Tailandia

+8

H (Hotel)
AWST, CCT, SGT
China (Beijing), Malasia, Taiwán

+9

I (India)
JST, KST
Japón, Corea

+10

K (Kilo)
AEST, MPT
Australia (Sydney), Nueva Guinea

+11

L (Lima)
SBT, NCT
Islas Salomón, Nueva Caledonia

+12

M (Mike)
NZT, FJT, TVT
Nueva Zelanda, Antártica

Aunque gran parte de los países observan cambios enteros de hora, existen algunas zonas y territorios que suman o restan medias horas al GMT. Tal es el caso de los territorios norte y sur de Australia, India, Irán y Afganistán. Una excepción más es Nepal, que agrega fracciones de 45 minutos al GMT.

Sin embargo, no todos los horarios en el mundo permanecen inmutables. Los usuarios de Internet deben considerar el horario de verano: un ajuste de una hora adelante al tiempo local, cuyo objetivo es aumentar el aprovechamiento de la luz natural que es mayor entre marzo y octubre. Hoy en día, 88 países aplican el horario de verano en todo el mundo: 53 en Europa, 12 en Asia, 11 en Norteamérica, 5 en Sudamérica, 4 en Oceanía y 3 en África. Adicionalmente, no todos los países aplican el horario de verano en la misma fecha: Europa, por ejemplo, adelanta sus relojes una semana antes que Norteamérica.

Sincronización de actividades y relojes

Visto de esta manera, coordinar la participación de varios sitios en eventos a distancia, vía Internet, puede resultar algo complicado. El primer paso que debe seguir cualquier usuario, es ajustar el tiempo de su computadora, teniéndolo lo más exacto posible. Se puede corregir el reloj del sistema operativo manualmente, con la asistencia de los servicios de información telefónica o de otros medios, como radio o televisión. Pero este ajuste puede no ser tan exacto.

Ya existen en el mercado relojes de pulso y de pared que se sincronizan con las ondas de radio de baja frecuencia que son emitidas por el reloj atómico NIST-F1 del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología del gobierno de los Estados Unidos, en Boulder, Colorado. Este reloj de altísima precisión (tiene un error calculado de un segundo en 30 millones de años), mide la fluorescencia de átomos de cesio que son estimulados por rayos láser y alterados por microondas. Esa fluorescencia es extremadamente rítmica, lo que permite definir el paso de un segundo a otro, equivalente al “tic tac” de los relojes convencionales. Los relojes que se sincronizan por radiofrecuencia, consultan las ondas emitidas por el NIST-F1, generalmente en la madrugada, si se localizan en México, Estados Unidos o Canadá, para evitar interferencias por los rayos solares y otras fuentes de ruido electromagnético.

Una opción más para tener la hora exacta en la computadora, es usar el software NISTIME que el mismo instituto del reloj atómico pone a disposición de los usuarios de la red. Ese programa cumple con la norma NTP (Network Time Protocol) y envía a las computadoras que consultan la hora, un paquete de información que contiene el tiempo actual con precisión de 200 picosegundos (un picosegundo es la billonésima parte de un segundo). Una vez instalado, se puede solicitar que el mismo software sincronice el reloj de nuestra computadora.

El software se descarga de la siguiente dirección: http://tf.nist.gov/timefreq/service/its.htm

El segundo paso es usar alguna herramienta WWW que facilite planear juntas y otras tareas con colegas, en todo el globo. Tal es el caso del sitio http://www.timeanddate.com En una de sus opciones (Meeting Planner), el usuario puede seleccionar hasta cuatro ciudades y generar la “Tabla de tiempo” que indicará el horario en cada uno de esos sitios, marcando con colores las horas laborales y de descanso en cada ciudad, por lo que es más fácil determinar la “ventana de tiempo” más adecuada para la participación sincronizada.

Paralelamente, algunas instituciones y empresas han hecho hincapié en la necesidad de una nueva unidad de medida, distinta a los husos horarios convencionales, que establezca el tiempo absoluto de Internet. Este tiempo no considera meridianos o zonas geográficas. La empresa suiza de relojes Swatch desarrolló ampliamente este concepto con la unidad de tiempo Beat. Al día convencional se le dividió en 1000 porciones iguales o Beats, de tal forma, que un Beat equivale a un minuto con 26.4 segundos tradicionales. El “punto cero” geográfico es la ciudad de Biel, Suiza, sede de la empresa Swatch y que se ubica en Alpha, GMT+1. A la media noche de Biel, los relojes que marcan Beats indican las @000.00. Al mediodía el reloj, marca @500.00.

Swatch ya vende algunos modelos de sus relojes con la función de ver “El tiempo Internet”, con la posibilidad de descargar de su sitio (http://www.swatch.com/internettime/home/php), applets y programas que calculan el equivalente al tiempo convencional. Sin embargo, aunque los Beats fueron presentados el 23 de octubre de 1998, sigue siendo algo complicado para los usuarios, adaptarse a esta nueva unidad.

En Internet, convergen cada día más tecnologías y usuarios, extendiendo el concepto de aldea global, donde son menos distinguibles las diferencias geográficas y de horario. Esta red de redes nos obliga a ser más universales, especialmente con un concepto tan subjetivo como lo es el tiempo.

Para mayor información:

http://www.worldtimezone.com

http://www.nist.gov

Inicio | Contacto |