Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 4, Número 38, Abril de 2005

Sistemas operativos en el cinturón

José Luis Rodriguez Valdez

 

Millones de personas alrededor del mundo usan teléfonos celulares para comunicarse dentro o fuera de su país. Frescos aún en nuestra memoria, están esos teléfonos móviles con pantallas de calculadora de los años 70: números conformados por focos rojos, amarillos o verdes, y posteriormente, por pantallas de cristal líquido monocromáticas, todos ellos compartiendo la misma función esencial: hacer y recibir llamadas telefónicas.

Sin embargo, los aparatos de recientes generaciones tienen más servicios y aplicaciones: fotografía, video, juegos multimedia, envío y recepción de correos electrónicos o mensajes instantáneos, navegación en Internet, por citar algunos. Poco a poco, el teléfono celular se ha transformado de un dispositivo de comunicación auditiva básica a virtuales centros de entretenimiento y asistencia de información personal.

Un teléfono celular es un radio, muy sofisticado, pero en esencia un radio, como un sintonizador de AM/FM. Si bien es conocido, el teléfono fue inventado en 1876 por Alejandro Graham Bell, y las comunicaciones sin cables o wireless fueron desarrolladas por Nikolai Tesla en 1880 y formalmente presentadas, por el italiano Guglielmo Marconi en 1894; ha sido en los últimos 20 años, cuando estas tecnologías se integraron en esos simpáticos aparatos que portamos en el cinturón.

Para lograr las nuevas funcionalidades que tiene un teléfono celular se necesita cierta inteligencia, además de que es indispensable un sistema operativo. Symbian es uno de los más importantes y funcionales, aunque existen otros como Palm® que funciona en asistentes digitales personales (PDA, por sus siglas en inglés), los cuales se hicieron populares por su interfaz que utiliza una pluma electrónica y reconoce la escritura a mano en su pantalla; o Windows CE de Microsoft®, una variante del sistema operativo Windows, que se integra a diversos dispositivos electrónicos con mínima capacidad de almacenamiento, incluyendo PDAs y teléfonos móviles.

Symbian fue diseñado para integrarse fácilmente, con el software y el hardware en dispositivos móviles. Los sistemas que utilizan Symbian pueden ser divididos en cuatro categorías: serie 60, para teléfonos que el usuario maneja con una sola mano; serie 80, para teléfonos con pantalla horizontal grande y teclado; serie UIQ, para teléfonos que utilizan una pluma electrónica similar a los asistentes digitales; y otros, para futuros desarrollos o que no están en las categorías anteriores.

Symbian es producto del trabajo conjunto de varias empresas líderes en telefonía celular, como Nokia®, Ericsson®, Motorola® y Psion®, quienes fundaron esta empresa en 1998 con el objeto de desarrollar un sistema operativo abierto para las diversas plataformas de teléfonos móviles.

A diferencia de cualquier computadora, la programación de los teléfonos celulares tiene sus limitaciones. Es por esto que Symbian está diseñado para residir en un espacio muy pequeño, hacer un uso dinámico de escasos recursos de memoria, administrar eficientemente la energía y soportar en tiempo real los protocolos de comunicación y telefonía, además de ser más “gentil” con el usuario y tolerante a fallas, en comparación con un sistema operativo de PC. Por ejemplo: cuando se le quita la batería al teléfono mientras está encendido, el usuario esperaría que su información se encuentre íntegra al volver a activarlo, y no frustrarse por el hecho de que sus datos guardados se hayan perdido o peor: que el teléfono deje de funcionar, porque el sistema operativo se dañó cuando ocurrió el corte de energía.

Técnicamente, el sistema operativo Symbian es una colección compacta de código ejecutable y varios archivos, la mayoría de ellos son bibliotecas vinculadas dinámicamente (DLL por sus siglas en inglés) y otros datos requeridos, incluyendo archivos de configuración, de imágenes y de tipografía, entre otros recursos residentes. Symbian se almacena, generalmente, en un circuito flash dentro del dispositivo móvil. Gracias a este tipo de tecnología, se puede conservar información aun si el sistema no posee carga eléctrica en la batería, además de que le es factible reprogramarse, sin necesidad de separarla de los demás circuitos.

Las aplicaciones compatibles con Symbian se desarrollan a partir de lenguajes de programación orientados a objetos como C++, Java (con sus variantes como PJava, J2ME, etc.), Visual Basic para dispositivos móviles, entre otros, incluyendo algunos lenguajes disponibles en versión libre. La extensa variedad de aplicaciones que se pueden desarrollar van desde administradores de archivos hasta visualizadores de películas, guías de ciudades, mapas, diccionarios, emuladores de juegos, por mencionar algunas. Cada aplicación se puede instalar en el teléfono con la ayuda de una computadora, una interfaz USB o firewire, dependiendo del modelo de teléfono y el cable correspondiente. Las aplicaciones se graban en la memoria flash del teléfono dentro del proceso de sincronización de archivos, contactos y correos electrónicos.

Symbian es actualizable. Esta tarea puede realizarla el usuario, dependiendo del modelo de su equipo, a través de los sitios en Internet de los fabricantes de teléfonos o bien, al obtener el disco compacto o tarjeta de memoria flash de los distribuidores autorizados. Adicionalmente, Symbian proporciona una interfaz gráfica fácil de comprender, llena de íconos y opciones, con lo cual se evita que el usuario deba aprender manuales inmensos para explotar las capacidades de su equipo de comunicación móvil.

Paradójicamente, Symbian también es vulnerable a los virus que afectan a computadoras personales y asistentes digitales (PDA). La manera más común de contagio es cuando el aparato está en comunicación con algún otro dispositivo contaminado en la red local (si el teléfono es compatible con la norma IEEE 802.11) o en la red personal (si es compatible con Bluetooth). Menos frecuente es la infección por mensajes cortos (MMS); sin embargo, estos virus pueden bloquear aplicaciones e incluso el sistema de archivos, no obstante, también hay métodos para prevenirlos y eliminarlos instalando programas antivirus.

Finalmente, Symbian contiene una muy variada y extensa colección de bibliotecas para implementar muchos de los estándares de la industria de teléfonos de generación 2, 2.5 y 3. En la capa de software de sistema, en su versión 6, incluye soporte de distintos servicios, como:

Redes TCP/IP, SSL, FTP, etcétera.
Comunicaciones Bluetooth, WiFi
Navegadores de Internet HTML, HTTPS, WAP
Telefonía GSM, GPRS, CDMA2000, EDGE, WCDMA
Multimedia WAV, JPEG, MP3, etcétera.

Lo anterior, coloca a Symbian en un sistema muy completo, diseñado prácticamente para cualquier dispositivo móvil. Además de la gran comunidad de desarrolladores que trabajan en este sistema, su plataforma abierta permite la instalación de una gran variedad de programas que poco a poco mejorarán su funcionamiento, a favor de la versatilidad de las comunicaciones personales.

Para mayor información:

http://www.symbian.com

http://www.allaboutsymbian.com

Inicio | Contacto |