Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 3, Número 27, Marzo de 2004

IXTLI, capacidad tecnológica
al servicio de la academia

José Antonio Sánchez Yllanez
Gustavo A. Gutiérrez Ramírez

 

IXTLI, el Observatorio de Visualización de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es un laboratorio auditorio para desarrollar trabajos de realidad virtual tridimensional con inmersión en el espacio, donde se aplica tecnología de vanguardia adaptada y desarrollada a través de la Dirección General de Servicios de Cómputo Académico (DGSCA).

Este complejo tecnológico es un lugar de encuentro multidisciplinario e innovador al servicio de la investigación y la enseñanza. Permite a profesores e investigadores estudiar, simular, diseñar e investigar objetos reales o abstractos, fenómenos físicos, espacios en fase de concepción e imágenes complejas en tercera dimensión.

Puesto en funcionamiento a partir del 3 de marzo pasado, el Observatorio de Visualización tiene una sala con capacidad máxima de 42 personas, así como una pantalla curva de 140 grados de apertura, de casi nueve metros de largo por 2.55 metros de alto. Asimismo, cuenta con un sistema de lentes estereoscópicos, donde se reproducen imágenes de alta calidad con profundidad y tridimensionalidad.

IXTLI utiliza tres proyectores digitales Christie Digital Mirage de alta resolución. Cada uno proyecta una parte de la imagen total, con una resolución de 3840x1024 pixeles. Además, cuenta con un sistema de audio ambiental 5.1, estándar de sonido para cine y televisión digital con seis canales que reproducen señales independientes, lo que facilita la simulación de espacio y movimiento mientras proporciona sensaciones auditivas buscadas.

El “cerebro” de este laboratorio es un equipo SGI Onyx 350 que trabaja con 12 procesadores, 24 gigabytes de memoria RAM y 2.4 terabytes de disco para almacenamiento. Su arquitectura, especialmente diseñada para la producción y manipulación computacional de las imágenes en tiempo real, integra tres componentes denominados pipes gráficos con dos Raster Managers cada uno.

Con la capacidad tecnológica de IXTLI es posible generar imágenes que al momento replican de forma natural los movimientos realizados por el usuario. La supercomputadora gráfica provee imágenes de alta resolución con cerca de 4 megapixeles, con una profundidad de color de 24 bits, lo que ofrece una gama de 16 millones de colores y una fluidez total en las formas y en los movimientos.

IXTLI fue diseñado para otorgar una máxima flexibilidad en su uso a los académicos: se pueden ofrecer conferencias, impartir clases e interaccionar con grupos de trabajo a través de videoconferencia. Sus usos principales son: simulación de fenómenos científicos, visualización inmersiva, estudio visual de datos, observación de modelos complejos, recorridos por edificaciones desaparecidas o en etapa de creación o diseño, combinación de visualización en tiempo real con Internet 2, colaboración a distancia en realidad virtual y visualización científica.

En la pantalla del observatorio se pueden ver hasta siete ventanas abiertas provenientes de diferentes formatos, tanto del equipo Onyx como de computadoras con plataforma PC y Macintosh, además de video en cintas VHS y DVD, de cámaras digitales o de Internet. Cada una de ellas puede ser manipulada individualmente, cruzando incluso de lado a lado la pantalla al pasar la imagen de un proyector a otro, lo que implica un sofisticado diseño de electrónica mediante técnicas que apenas se están probando, por lo que ésta es una de las primeras instalaciones que emplean este tipo de tecnología de punta.

Por sus características, este laboratorio es único en su tipo en América Latina. En México, PEMEX y la Universidad de Colima tienen laboratorios de realidad virtual sólo que con otras características, como dos proyectores y pantalla plana.

Entre los centros de realidad virtual parecidos por sus características a IXTLI, por citar algunos, podemos mencionar dos en Estados Unidos, uno en Boulder, Colorado y el otro, The Visualization Portal en la Universidad de California, en los Ángeles.

La mayoría de los sitios de realidad virtual inmersiva de gran escala se encuentran principalmente en tres áreas: compañías petroleras, (se utilizan fundamentalmente para la exploración del subsuelo); en la industria automovilística, (se realizan pruebas y experimentos con diversos tipos de diseño); y en algunos ejércitos, (se efectúan simulaciones de combate y experimentos con diferentes dispositivos y entrenamientos).

IXTLI fue diseñado e integrado por universitarios comprometidos plenamente con la UNAM, en un tiempo excepcional de seis meses de construcción, entre la obra civil, adquisición y selección de equipo, diseño de las instalaciones y puesta en marcha del equipo, incluyendo la puesta en operación de los proyectos de investigación demostrativos del funcionamiento de la sala.

La instalación de los componentes electrónicos y la programación de los equipos estuvo a cargo de Fakespace, compañía especializada en la construcción de ambientes de realidad virtual, que trabajó en estrecha colaboración con personal de los Departamentos de Visualización y Realidad Virtual de la DGSCA para la puesta en marcha del observatorio.

Por sus características, IXTLI está enfocado a brindar apoyo a la investigación y docencia, usando la imagen digital para las distintas actividades académicas, es decir, se han desarrollado aplicaciones para que tanto las ciencias, como las humanidades y las artes puedan hacer uso de ella, cubriendo con ello el amplio espectro de todas las disciplinas.

Hasta el momento, se han establecido relaciones de colaboración con entidades universitarias e instituciones de salud públicas y privadas, cuyas directrices de investigación los llevan a utilizar líneas y herramientas de especialización más precisas.

Los proyectos de los investigadores interesados en hacer uso de este espacio deben ser evaluados a través de un Comité Académico encargado de seleccionar y decidir qué nivel de recursos asignarles. Al ser aceptados, personal de los Departamentos de Visualización y Realidad Virtual les proporciona la asesoría especializada para el uso de esta herramienta.

La UNAM se ha preocupado por que este nuevo medio tecnológico no sólo sea utilizado eficazmente para la investigación, como se ha descrito, sino también para la docencia. Por ello, el pasado 1 de marzo se emitió una convocatoria para invitar a investigadores y profesores universitarios a incorporar la realidad virtual a su actividad, y se ofrece a los proyectos seleccionados un financiamiento que facilitará su desarrollo. Para mayor información se puede visitar la página electrónica de IXTLI: http://www.ixtli.unam.mx

De forma adicional, se han propuesto una serie de acciones de difusión en donde la DGSCA, en coordinación con la Dirección General de Divulgación de la Ciencia y con el Museo Universum de la UNAM, puedan crear modelos específicos de productos y actividades con un espectro de difusión a nivel masivo para incitar a la construcción y conocimiento de esta infraestructura.

A la fecha ya iniciaron las actividades docentes. El 15 de marzo se realizó la primera clase con alumnos del primer año de la carrera de médico cirujano, donde la profesora de la Facultad de Medicina, Leonor Fernández Rivera del Río desarrolló el tema de la estructura de las proteínas.

De esta forma, los estudiantes observaron desde diversos ángulos la composición de las proteínas, gracias al material preparado para ser utilizado en esta sala de alta tecnología que permite visualizar objetos complejos e imágenes en tercera dimensión.

Inicio | Contacto |