Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 3, Número 27, Marzo de 2004

Una simple llamada a celular

Pablo Alfonso García Cruz

 

Mario desea hablar con su hermano, debido a que ignora donde se encuentra en ese momento, y decide llamarlo a su teléfono celular, por lo que simplemente descuelga el teléfono de su casa (en la Ciudad de México) y marca los 13 dígitos del celular de su hermano (044 55 XXXX YYYY); quien momentos después le contesta por su celular, contratado en la Ciudad de México, y le comenta que está en la ciudad de Los Ángeles, en California, Estados Unidos.

Mario, sin imaginarlo (y las más de las veces, sin saberlo), ha provocado un verdadero alud de mensajes en las diversas redes de telecomunicaciones que ha tenido que atravesar para lograr la comunicación con su hermano, todo ello en apenas unos segundos.

En principio, por los mensajes generados desde su aparato telefónico a su central telefónica, para solicitar la conexión al celular de su hermano.

En segundo lugar, por los mensajes de su central telefónica local, la cual, al determinar que es una llamada a un número celular, envía la información a la red celular correspondiente de acuerdo con el número marcado.

La red celular determina que el número recibido pertenece a uno de sus usuarios, firmado como persona en tránsito en una de las células de otra compañía en los Estados Unidos, con la cual tiene convenio, por lo que la petición será enviada a una central internacional en México, en la frontera con los Estados Unidos.

Posteriormente, la central correspondiente en Estados Unidos envía la petición a la red celular donde está firmado, en ese momento, el aparato al que pertenece el número.

Finalmente, se manda la petición a la célula donde está firmado el aparato celular deseado, para que ésta envíe el mensaje de llamada entrante al aparato y, al ser atendida, se establezca la conexión y se notifique a todas las redes involucradas.

Éste es un esquema muy simplificado de cómo se realiza una llamada desde un teléfono residencial, a un teléfono celular perteneciente a una compañía local, ubicado en otro país donde gracias al “roaming”, es posible que reciba sus llamadas sin necesidad de marcar un número diferente al inicialmente asignado. Lo anterior, implica el intercambio de la información necesaria para establecer la llamada (determinación de la ruta y troncal por utilizar, envío del número llamado, envío del número llamante, etc.), así como la consulta del saldo del cliente y traducción de mensajes entre redes para poder llevar a cabo la conexión de manera adecuada.

Este tipo de servicios se realiza mediante el Sistema de Señalización #7 (SS7), desarrollado para sustituir al Sistema de Señalización #6 (SS6) en las redes inteligentes, las cuales pueden manejarlo sin problemas, de manera rápida y eficiente. El empleo de este sistema de señalización permite la consulta de manejo de números 800, interconexión con otras redes de telefonía celular, fija o inalámbrica de forma automatizada, así como el manejo de mensajes de mantenimiento. Dichos sistemas usan un esquema de señalización por canal común, lo que permite un intercambio de información ágil, confiable y complejo, en comparación con los tradicionales sistemas de señalización por canal asociado (CAS).

Sin embargo, a pesar de su gran capacidad, confiabilidad y alto desempeño, estos sistemas no pueden trabajar en los nuevos sistemas de comunicación basados en IP (Internet Protocol: Protocolo de Internet). ¿Por qué? Básicamente porque este último es muy sensible a los retrasos de paquetes y al hecho de que siempre está enviando alguno de ellos a través del canal de señalización. En una red telefónica tradicional, esto permite mantener en sincronía el enlace de señalización y es una forma de determinar que el medio de transmisión no presenta problemas; no obstante, para contar con las ventajas que ofrece el sistema, será necesario hacer los ajustes necesarios, con la finalidad de adaptarlo a las redes de datos o desarrollar un sistema de señalización completamente nuevo que lo sustituya.

Para comprender un poco mejor lo explicado anteriormente, diremos que los sistemas de comunicación de voz, basados en IP, son aquéllos que se encargan de captar la voz (mediante un teléfono, una diadema conectada a una computadora o a través de los dispositivos multimedia de la computadora), digitalizarla y, empleando el protocolo de IP, empaquetarla y enviar la información por la red de datos que será recibida por el equipo final, el cual realizará el proceso inverso hasta obtener la señal de voz. Estos sistemas se integran a las redes de datos como un servicio más de la red.

En el caso de los PBX tradicionales, se emplea el esquema de conmutación de circuitos, basado en la creación de un canal de comunicación dedicado (por lo menos durante el tiempo que dure la llamada), para enlazar los teléfonos de dos usuarios, lo que significa que un canal de comunicación destinado a una determinada llamada, no puede ser aprovechado por nadie más para enviar o recibir información, a menos que la llamada anterior haya concluido; por este motivo dicho esquema no resulta eficiente en el manejo de los recursos, porque aun cuando las dos partes se encuentren en silencio, el canal de comunicación lo estarán utilizando ellos.

Por su parte, los equipos de voz sobre IP están constituidos por un equipo, diseñado y construido específicamente para operar en un ambiente de redes, olvidándose completamente de la conmutación de circuitos (tecnología en la que está basada la operación de los PBX tradicionales), pasando ahora a la conmutación de paquetes (tecnología en que se basan las comunicaciones en las redes de datos), por lo que los equipos son menos voluminosos, en comparación con los PBX tradicionales. Hay que mencionar también que existen equipos híbridos, es decir, integran en un solo equipo, tecnología de conmutación de circuitos y de conmutación de paquetes, para proveer el servicio de voz sobre IP y de telefonía tradicional en un solo equipo.

La compañía NEC®, en sus equipos de VoIP (Voice over IP: Voz sobre IP) utiliza su versión propietaria de SS7, adaptada para trabajar adecuadamente y soportar la interconexión de estos equipos con PBX (Private Branch eXchange: Conmutador Privado de Brazo) tradicionales, eliminando de esta manera la posibilidad de interconectarlos con equipos de terceros sin perder las ventajas de este sistema de señalización.

Por su parte, Alcatel®, Nortel®, Siemens® y 3COM®, entre otros, proponen de manera individual su propio sistema de señalización, con lo que buscan explorar nuevos caminos en la búsqueda del sistema de señalización estándar para esta nueva tecnología, que es la de voz sobre IP.

La interconexión de equipos de voz sobre IP de diversos fabricantes, en una red convergente, no es posible todavía; sin embargo, se han creado nuevas opciones a la vez que se prueban nuevos caminos.

Uno de los protocolos desarrollados con este fin es SIP (Session Initiation Protocol: Protocolo de Iniciación de Sesión) que es un protocolo de procesamiento de llamadas; su trabajo es establecer, modificar y finalizar las sesiones entre los usuarios de éstas, que pueden ser una conferencia multimedia o una llamada punto a punto. El comportamiento de SIP es algo análogo a SS7 en una red telefónica convencional, sin embargo no es el único, existen otros más.

Tal vez no esté lejano el día en que se llegue a conseguir esto, con lo que las posibilidades se ampliarán y se llegará a las redes integrales de telecomunicaciones multiplataformas y multiservicios.

Para mayor información:

http://www.siemens.com

http://www.nec.com

http://www.alcatel.com

http://www.commworks.com

Inicio | Contacto |