Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 3, Número 28, Abril de 2004

Redes inalámbricas WLAN

Jaime Cuéllar Ruiz

 

Se remontan a los años 70 los orígenes de las redes de área local inalámbricas, WLAN (Wireless Local Area Network). Fue en una fabrica suiza donde se obtuvieron los primeros resultados satisfactorios de comunicación inalámbrica dentro de una red local, desde entonces, las actividades hacia investigación y desarrollo de dispositivos que hacen posible las redes de esta naturaleza se han intensificado.

La fuerza que a la fecha ha cobrado esta tecnología se debe, en gran medida, a las ventajas de movilidad para los usuarios y al precio competitivo que tienen en relación con las redes alámbricas convencionales, entre otras cuestiones.

Cómo trabajan las redes locales inalámbricas

Utilizan ondas electromagnéticas para transportar información de un punto a otro sin necesidad de una conexión física. Las ondas de radio frecuencia a menudo se refieren como portadoras de radio, debido a que su única función consiste en entregar la energía que conllevan al receptor remoto.

Los datos que se desean transmitir se superponen sobre la portadora de forma tal que en el lado receptor puedan ser precisamente recuperados, este proceso es conocido como "modulación de la portadora", por la información que se desea transmitir. Una vez que la portadora ha sido modulada, la señal de radio ocupa más de una frecuencia, ya que la frecuencia de la información moduladora se añade a la portadora.

Pueden existir varias portadoras en el mismo espacio de forma simultánea, sin interferirse mutuamente, siempre y cuando se transmitan en diferente frecuencia. Para extraer los datos, el receptor de radio se sintoniza para seleccionar una frecuencia de radio y rechazar señales en otras frecuencias.

En la configuración típica de una WLAN, un dispositivo transmisor/receptor (denominado punto de acceso) se conecta a la red alambrada desde un punto fijo utilizando un cable Ethernet estándar.

Como mínimo, el punto de acceso recibe, almacena y transmite los datos entre la red inalámbrica y la red alambrada. Uno de estos dispositivos puede soportar un grupo pequeño de usuarios (hasta 30 por punto de acceso) dentro de un rango promedio de 30 a 100 metros.

La distancia sobre la cual los dispositivos de radio frecuencia se pueden comunicar depende del diseño de los productos, las interacciones con los objetos típicos de construcción, y aún las personas pueden afectar la forma de propagación de las ondas.

El punto de acceso o la antena asociada al punto de acceso usualmente se monta en un punto alto, sin embargo, puede colocarse en cualquier lugar práctico, siempre y cuando se obtenga la cobertura deseada.

Los usuarios finales acceden la WLAN a través de adaptadores inalámbricos, implementados en tarjetas PC para computadoras portátiles (Laptops), adaptadores ISA o PCI para computadoras de escritorio (Desktops) o mediante adaptadores totalmente integrados en asistentes personales digitales (PDA, por las siglas de Personal Digital Assistant). Los adaptadores WLAN proporcionan la interfaz entre el sistema operativo de red del cliente y las ondas electromagnéticas por conducto de la antena. La naturaleza de la conexión inalámbrica es transparente al sistema operativo de red.

Aplicaciones

Más que tratar de reemplazarla, la WLAN complementa a la tecnología LAN alámbrica, como lo muestran las siguientes datos:
Cobertura inalámbrica para brindar acceso a usuarios con computadoras portátiles (y adaptadores inalámbricos) o PDAs en lugares públicos como restaurantes, cafés, aeropuertos y hoteles.

En ambientes dinámicos, las WLAN disminuyen los costos generados por movimientos, crecimientos y cambios, esto es, cuando alguna empresa se establece en instalaciones rentadas y necesita desplegar la red.

Despliegue temporal de redes de acceso en hoteles y centros de convenciones, en donde el tendido de cableado no tendría sentido, pues la red se retirará una vez concluido el evento.

Los asistentes a sitios de entrenamiento de los corporativos y los estudiantes en algunas universidades utilizan la red inalámbrica para tener acceso a la información, el intercambio de la misma, y el aprendizaje.

Topologías

De acuerdo con la funcionalidad que se desea obtener con este tipo de redes se tienen dos configuraciones: redes Ad-Hoc (también denominadas WLANs independientes) y redes de Infraestructura.

Redes Ad-Hoc

La configuración más simple de una WLAN conecta un conjunto de PCs con adaptadores inalámbricos. Cuando dos o más de estos equipos están dentro del rango de alcance de sus adaptadores pueden establecer una red independiente. Estas redes generalmente no requieren administración o preconfiguración alguna.

En este tipo de redes, varios puntos de acceso enlazan la WLAN con la red alambrada, de esta forma, éstos también fungen como mediadores de tráfico hacia el vecindario inmediato. La cobertura inalámbrica puede ser extendida en un edifico completo, si así se requiere.

Costo

El despliegue de una red inalámbrica implica dos tipos de costos: el generado para la infraestructura, por los puntos de acceso inalámbricos; y el derivado de los adaptadores WLAN para los usuarios. La valía de esta tecnología depende principalmente del número de puntos de acceso, mismo que se relaciona con el área de cobertura requerida, así como el número y tipo de usuarios que serán servidos.

Los precios de los puntos de acceso varían dentro del rango de 800 y dos mil USD. Por su parte, los adaptadores inalámbricos cuestan entre 200 y 700 USD, y los hay disponibles para plataformas de computadoras estándar.

El costo de instalación y mantenimiento de una WLAN es generalmente menor al correspondiente a una LAN alámbrica, por dos razones:

Elimina el costo generado por el tendido del cableado y las actividades asociadas de mantenimiento y reparación.

Simplifica movimientos de la infraestructura, crecimientos y cambios, por consiguiente, disminuye los costos generados durante estas actividades.

Alianza Wi-Fi

La alianza Wi-Fi es una aso-ciación internacional sin fines de lucro, formada en 1999, para certificar interoperabilidad entre productos WLAN basados en la especificación IEEE 802.11. El logotipo Wi-Fi CERTIFIED viene de la alianza Wi-Fi e indica que el producto ha cumplido con rigurosas pruebas de interoperabilidad, para asegurar que aquéllos de diferentes proveedores operen de manera adecuada en conjunto.

Otra de las actividades de esta alianza involucra el trabajo activo en la creación de nuevos y más robustos estándares de seguridad, como WPA (Wi-Fi Protected Access), así como la proliferación de hotspots (lugares públicos como cafeterías, hoteles y aeropuertos en donde el acceso WLAN está disponible, usualmente bajo alguna tarifa).

Para mayor información:

http://www.wlana.org/learn/educate.htm

http://www.unincca.edu.co/boletin/indice.htm

http://www.weca.net/OpenSection/pdf/Wi-Fi_Protected_Access_Overview.pdf

http://www.intel.com/ebusiness/strategies/wireless/wlan/standards.htm

Inicio | Contacto |