Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 2, Número 22, Septiembre de 2003
La verdadera TV digital.

Fabián Romo Zamudio
josefrz@servidor.unam.mx

La televisión digital permite recibir señales de audio con sonido puro y de video con imágenes de alta resolución; calidad que erradica para siempre “los fantasmas” o “la lluvia” con las que nuestros padres veían la televisión abierta y convencional, así como “las antenas de conejo” y aéreas que aún forman parte del paisaje urbano de las ciudades. Sin embargo, la DTV, conocida así por sus siglas en inglés, no es producto de la casualidad, es resultado de más de 50 años de evolución de la televisión analógica.

La televisión analógica

Para entender mejor lo que implica la DTV, conviene revisar algunas cuestiones de la televisión analógica: la imagen es capturada por medio de cámaras que, en promedio, toman treinta imágenes fijas cada segundo y éstas se convierten en líneas y puntos; posteriormente, a cada uno de ellos se le asigna un color y una intensidad, así como parámetros de sincronía vertical y horizontal con la finalidad de que el equipo receptor muestre las imágenes en un cinescopio.

A ese conjunto de líneas y sincro-nías se le denomina Video Compuesto, y para transmitirse a través del aire se requiere de un modulador de radio frecuencia, además de una antena que dispersa la señal en forma de ondas. Las bandas más comunes son UHF (Ultra Alta Frecuencia) y VHF (Muy Alta Frecuencia), cuyos canales van del 14 al 83 y del 2 al 13, respectivamente. De esta manera, el video compuesto se emite como una onda de amplitud modulada (AM), y el audio como una onda de frecuencia modulada (FM).

La selección de un canal u otro (ya sea en las antiguas televisiones de perilla o las modernas de control remoto) consiste en brincar de un segmento de seis millones de ciclos por segundo (Mhz) a otro. Así, por ejemplo, el canal 2 en la banda de VHF emite su señal en los 54 Mhz; hasta el canal 6 se llega a los 88 Mhz; mientras que los canales 7 al 13 ocupan el espectro comprendido entre 174 y 216 Mhz, en tanto, la banda de UHF oscila entre los 470 y 890 Mhz.

Una videocasetera es como una pequeña estación de televisión, ya que toma la señal de video compuesto que está registrada en el videocasete y la modula a una frecuencia de 60 Mhz para ver una película en el canal 3, o 66 Mhz, si se conecta para el canal 4.

La confusión

Al igual que la videocasetera, un decodificador de cable o de tele-visión directa al hogar (DTH-TV) convierten las señales a una frecuencia de VHF, para el canal 3 o 4; también puede emitir la señal que recibe del cable coaxial o el satélite a través de cables separados para audio y video, conocidos como del tipo RCA, que tienen mucha mejor calidad que el uso del sintonizador de antena en la televisión, siempre y cuando ésta última tenga capacidad de recibir directamente audio y video compuesto (conectores RCA), funcionalidad que es fácil detectar si la televisión tiene el sintonizador de canales y un selector de TV/VIDEO.

Sin embargo, esto no es televisión 100% digital; en efecto, la antena (esa pequeña parabólica en la azotea) recibe señales digitales. Puede ser que el proceso de producción (en el estudio de la televisora) sea digital, desde la captura de la imagen por las cámaras, la masterización, gra-bación y emisión hacia el satélite, pero de nuevo vuelve a ser televisión analógica en el momento en que sale del decodificador de una casa y se modula en el canal 3 o 4, por con-siguiente, sale por cables de audio y video compuesto.

100% TV digital

La verdadera televisión digital im-plica que en todo el proceso, desde su producción hasta la recepción doméstica, se utilicen dispositivos y señales digitales.

¿Porqué dejar la televisión analógica?

Esta tecnología ha funcionado bien por más de medio siglo, pero con la digitalización del audio y el video y la aparición de las computadoras, ha sido posible mejorar la calidad de la imagen y el sonido. La resolución más baja de una computadora, por citar un caso, es de 640 x 480 pixeles. En la televisión analógica lo más que se puede obtener es 512 x 400, por tal motivo nunca se verá igual la señal de computadora en un monitor VGA o superior, que en una televisión convencional, por más grande que ésta sea. Simplemente no hay comparación en la calidad de imagen, color, brillantez, claridad y resolución de las computadoras con los atributos de una televisión casera.

La señal digital es otro factor por considerar, mientras la TV analógica ocupa 6 Mhz del espectro radiomagnético para un solo canal, en la televisión digital ese mismo rango sirve para emitir una señal de alta definición de 19.39 millones de bits por segundo (Mbps) o varios “subcanales” de menor resolución (aun así, superiores en calidad a un canal analógico). Si un canal digital se identifica con el número 60 en la banda de UHF, puede usar su espectro de 6 Mhz para crear el canal 60.1 y 60.2, cada uno de ellos con tasas de transferencia de 9.69 Mbps, superiores a la calidad que ofrece un DVD.

Si se varían las tasas de transferencia de cada subcanal, entonces, el formato del video y audio también cambia; en la TV digital existen cinco formatos básicos:

Formato

Resolución (pixeles)
Cuadros p/seg.

480i

704 x 480
30
480p
704 x 480
60
720p
1280 x 720
60
1080i
1920 x 1080
30
1080p
1920 x 1080
60

 

Los dos primeros (480i y 480p) se parecen mucho en calidad a la televisión convencional, por ello se les conoce como Televisión Digital de Definición Estándar (SDTV); en tanto, los tres últimos son los formatos de alta definición (HDTV).

Hoy en día, existen en México algunas televisoras que emiten señales de prueba en HDTV; además, diversos países han establecido reglamentaciones para que en pocos años la televisión pública sea digital, lo que permitirá la organización de más canales.

En Estados Unidos, se estima que toda la televisión pública será digital hacia el año 2006.

Descubriendo los lados

Otra ventaja de la TV digital es el incremento en la relación de aspecto (AR). Una televisión convencional posee una AR de 4:3, esto significa que por cada cuatro centímetros de ancho en la televisión existen tres centímetros de alto. Desde la aparición de las pantallas amplias (widescreen) en el cine, hace más de 40 años, la televisión ha intentado llevar al espectador casero esa sensación de estar viendo más, tal y como se comporta nuestro radio visual.

En la HDTV se pueden emitir señales con AR 16:9: por cada 16 centímetros de ancho en la pantalla, existen nueve de altura, esto facilita la proyección de películas en toda su imagen, las cuales en la televisión normal, o se les cortan los lados o se les insertan barras negras arriba y abajo para ajustarse a la AR 4:3.

Lo anterior se apoya en la tecnología de compresión, esto es, en la reducción de los datos transmitidos por medio de codificadores; de éstos, el más popular es el usado en los DVDs: MPEG-2. Dadas sus cualidades de variar la tasa de transferencia dinámicamente, una televisora puede transmitir un subcanal a tres Mbps durante el día, y en la noche usar poco más de 19 Mbps para una señal de alta definición.

Digital = interacción

Muchos proveedores de DTH promueven algunos canales interactivos, con la finalidad de que el espectador, por ejemplo, pueda cambiar el ángulo con el que ve un partido de fútbol. En realidad no es interacción, ya que usan un canal para cada cámara y lo que hace el usuario es ir de un canal a otro. En la televisión 100% digital se puede cambiar el ángulo de visión y audio, así como interaccionar enviando correos electrónicos o acceder a páginas de Internet que incluyen video.

¿Qué se necesita para tener DTV?

Cualquier persona que desee entrar al mundo de la televisión 100% digital puede iniciar con algunos equipos que van desde lo sencillo y económico hasta lo sofisticado; son tres los componentes principales que el espectador debe tener: una antena, un receptor digital y una televisión digital.

Las antenas pueden ser de dos tipos: las conocidas como Yagi (muy parecidas a las aéreas de la televisión normal), que se pueden comprar a bajo costo y construir con recursos caseros, o las denominadas platos satelitales (como las de DTH).

La antena se conecta al receptor digital, que puede ser una caja similar a los decodificadores de cable o DTH o incluirse en el aparato de televisión. El receptor enviará a la televisión una cadena de bits (bitstream) que se convertirán en imagen y sonido.

Varios aparatos de HDTV incluyen el sintonizador o receptor, pero son más caros; sin embargo, el monitor por excelencia para SDTV o HDTV es el de una computadora, motivo por el cual existen en el mercado tarjetas que se pueden instalar en el equipo y actuar como receptores de la señal digital.

Debido a que no existen todavía muchas televisoras que emitan DTV, conviene esperar un poco a que se estandaricen los canales, formatos y equipos para disfrutar de una mejor calidad en audio y video.

Para más información:

www.dtvbuyer.com

www.pbs.org/opb/crashcourse/hdtv/

Inicio | Contacto |