Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 2, Número 23, Octubre de 2003
Delitos cibernéticos

Gustavo A. Gutiérrez Ramírez

 

El manejo y el uso de la información en la red de redes, tiene muchas aristas por explorar. Existen vacíos en los sistemas de seguridad informática, así como en la aplicación y formulación de leyes; dicha situación convierte a Internet en un espacio propicio para la ejecución de delitos cibernéticos.

Según una iniciativa de ley1 propuesta el 22 de marzo de 2000 ante el pleno de la Cámara de Senadores de la Quincuagésima Legislatura, están considerados como delitos informáticos “todas aquellas conductas ilícitas susceptibles de ser sancionadas por el derecho penal, que hacen referencia al uso indebido de cualquier medio informático.”

El robo o alteración de información, sabotaje, pedofilia, tráfico de menores, fraude, clonación de señales satelitales, de tarjetas de crédito y el ciberterrorismo son actividades consideradas por las autoridades de los tres niveles (federal, estatal y municipal) como una muestra de estos ilícitos, los cuales día con día muestran un incremento en nuestro país, expandiéndose de manera con-siderablemente rápida.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP), a través de su División de Policía Cibernética, ha detectado a 397 comunidades o sitios Web con pornografía infantil, de las cuales 197 son mexicanas.

Asímismo, esta corporación tiene conocimiento de la existencia de cuatro millones de sitios Web que explotan la pornografía, 60% de ellos son lucrativos, es decir, el sitio exige el pago del “servicio” por medio de la tarjeta de crédito del usuario; el 40% restante son intercambios de fotos y videos persona a persona.

“Se estima que quinientos sitios Web de este tipo son creados diariamente”, asegura Hervé Hurtado Ruiz, Director General de Tráficos y Contrabando de la Policía Federal Preventiva.

En relación con el fraude, otro ilícito con alto índice de incidencia, la PFP ha documentado una serie de patrones que son resultado de sus extensos patrullajes en la red. “Sabemos que los delincuentes actúan entre las 12 del día y las tres de la tarde para subir las ‘ofertas’; utilizan cuentas bancarias donde realizan sus depósitos las víctimas, la mayoría de ellas se encuentran en un rango entre los 18 y 30 años, además de que los usuarios afectados son primordialmente hombres. En el mapa geográfico, el mayor número de delitos se localizan en los estados de Jalisco, Estado de Mexico, Morelos, Yucatán, Sonora y Sinaloa.”

Uno de los problemas más im-portantes para la persecución de estos delitos tiene que ver con la rapidez que ofrece la publicación electrónica para poner y quitar información de cualquier tipo y formato en Web.

Para contrarrestar éstos y otros delitos cibernéticos de creciente expansión, el gobierno mexicano conformó un equipo especializado llamado DC México (Delitos Cibernéticos México).

Este grupo lo integran todas las corporaciones policiacas estatales y federales, así como los proveedores de servicio de Internet, (ISPs) y todas las compañías privadas o públicas que ofrecen seguridad infor-mática en el país.

DC México tiene como tareas fundamentales la identificación, el monitoreo y el rastreo de cualquier manifestación de-lictiva que se cometa mediante computadoras co-nectadas en territorio mexicano o fuera de él y que tenga afectaciones en nuestro país.

“La Universidad Nacional Autónoma de México participa en este grupo con UNAM-CERT, que es un organismo importante por las contribuciones que ha realizado en materia de prevención del delito”, afirmó el funcionario del gobierno federal.

A su vez, DC México tiene varias divisiones que ejecutan distintas funciones, entre ellas se encuentran el subgrupo de contingencias informáticas, el subgrupo de capacitación y el subgrupo de gobierno.

“Dentro de esta corporación se encuentra la división Nuevas tecnologías e investigación académica y desarrollo, que preside la UNAM, y en la cual este grupo tiene la tarea de ver todo lo relacionado con capacitación y desarrollo de innovaciones tecnológicas.”

DC México trabaja conjuntamente con el servicio de aduanas de los Estados Unidos, además de que establece vínculos cercanos con el Servicio Secreto y la Brigada Tecnológica de España.

“Pertenecemos desde hace dos meses a un grupo de tarea internacional que se llama ‘24 x 7’, una alianza de todos los países que tienen policías cibernéticas. Estamos para rastrear y hacer persecuciones en ‘caliente’ respecto a cual-quier incidencia que acon-tezca en los países miembros de la organización.”

Hay que resaltar que Internet no es un vínculo que desarrolle o propicie la ejecución de actividades delictivas. En este sentido, las policías cibernéticas son una herramienta innovadora de las corporaciones de procuración de justicia para la seguridad de todos los usuarios que navegan en Internet, sea cual fuere su región geográfica en el mundo.

Para mayor información:

www.ssp.gob.mx/application?pageid=pcibernetica

www.unam-cert.unam.mx

http://iblnews.com/news/auto/canal.php?c=11

Inicio | Contacto |