Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 1, Número 8, Mayo de 2002
SALUD VISUAL FRENTE AL MONITOR
 

 

Estudios realizados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre problemas de visión relacionados con el uso intensivo de la computadora, han demostrado que las personas que trabajan más de seis horas frente a una computadora presentan un mayor deterioro visual que aquéllas que no la usan o la usan poco, algunos de los síntomas pueden ser lagrimeo, pesadez o tensión ocular, dolores punzantes, falta de nitidez en la visión o enrojecimiento de los ojos, los cuales son conocidos como "fatiga visual" y surgen por una exigencia ocular adicional a la natural.

Asimismo, como resultado del estudio "Efectos de las nuevas tecnologías informatizadas sobre la salud de los trabajadores" realizado por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva del Gobierno de Argentina (CONICET) se concluye que la pantalla puede agravar problemas visuales preexistentes y disminuir la agudeza visual. Sin embargo, las causas podrían encontrarse en elementos que no tienen que ver directamente con las características físicas del monitor, sino con fallas en la ubicación física de los equipos, posturas inadecuadas de los usuarios y deficiente iluminación.

De acuerdo con María Mattiello, investigadora principal del CONICET, la pantalla condiciona al ojo a trabajar de una sola manera y no le permite ejercitar todas sus habilidades visuales. La mirada fija y prolongada frente al monitor impide la visión periférica, los movimientos de seguimiento de un objeto y la flexibilidad focal, es decir, la profundidad espacial. Por otra parte, los ojos frente a la pantalla se secan porque casi no parpadean, causando molestias, irritaciones y sequedad.

RECOMENDACIONES GENERALES:

  • Parpadee continuamente para evitar que las pupilas se sequen, especialmente si usa lentes de contacto.
  • Cambie periódicamente la dirección de su mirada para descansar el nervio ocular.
  • Realice constantemente ejercicios de visión periférica.
  • Mantenga limpia la pantalla del monitor para facilitar la lectura y evitar reflejos.
  • Regule la iluminación de la habitación para evitar el reflejo de la luz sobre la pantalla.
  • Emplee filtros que oscurecen el brillo de la pantalla y disminuyen la disipación de rayos ultravioleta (de vidrio o plástico en vez de malla, ya que éste tiende a recoger el polvo).
  • Ajuste la brillantez de la pantalla.
  • Ajuste la posición de la pantalla y las fuentes de iluminación (luz natural y eléctrica).
  • Coloque el monitor y los documentos fuente de manera que ambos estén aproximadamente a la misma distancia de sus ojos.
  • Reemplace los monitores con mala resolución o parpadeo.
  • Si utiliza lentes, que sean con un marco completo para leer a una distancia de 50 a 60 centímetros.
  • Coloque el monitor de manera que la parte superior de la pantalla esté debajo de su línea visual.
  • La vista fatigada puede indicar un problema de vista relacionado con algo más que el monitor de su
    computadora
FUENTE: Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva del Gobierno de Argentina. http://qeosalud.com en http://www.lanacion.com.ar/EdicionesAnteriores/

Inicio | Contacto |