Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 1, Número 10, Julio de 2002
EL NUEVO SATÉLITE MEXICANO
UN IMPULSO PARA LA EDUCACIÓN A DISTANCIA

Mariana Celorio Suárez

 

 

Con una inversión de 300 millones de dólares, a prin-cipios del próximo año el Gobierno de México y la empresa Satélites Mexicanos lanzarán al espacio un nuevo satélite: Satmex 6 y se espera que sea, entre otras funciones, la columna vertebral del proyecto E-México, comentó para Entérate, Lauro González, presidente de dicha compañía y entidad responsable de la operación de los tres satélites artificiales que se encuentran en órbita: Solidaridad 2, Morelos 2 y Satmex 5.

La firma satelital está constituida con 75% de capital privado y 25% de capital público, de tal forma que una parte de los servicios que proporciona estarán dedicados a telefonía rural y en apoyo al referido Sistema E-México, para enlazar a través de Internet a todas las cabeceras municipales del país.

Satmex 6 fue diseñado como un satélite geoestacionario, su puesta y localización en órbita es una de las más codiciadas del mundo; si bien requiere de una mayor precisión para colocarlo, mínimo dos grados entre satélites, y representa mayor inversión tanto por la puesta en órbita, así como también por la tecnología que utiliza, su enorme ventaja es que se mantiene fijo respecto a la estación terrena, de esta manera no necesita una computadora de rastreo.

Con el nuevo satélite se busca dar respuesta a una creciente demanda social que requiere servicios de Internet de gran anchura de banda. Principalmente esta demanda se encuentra en zonas de alta marginación ubicadas en el medio rural de nuestro país y que a la fecha, sólo algunas de ellas y no todas, pueden tener limitado acceso a Internet a través de Telefonía Rural de Acceso Celular (TRAC).

También será un recurso importante para proveer de servicios de televisión educativa a más de un millón de alumnos de 15 mil escuelas rurales en la república mexicana, así como dotar de infraestructura al Sistema E-México, en su programa de conectividad.

Se encuentra financiado a partir del cobro del seguro por la pérdida de Solidaridad 1 y complementado con flujos operativos de la empresa. 150 millones de dólares corresponden al costo del satélite, 100 millones de dólares al costo del lanzador y el resto, al seguro de recuperación de Solidaridad 1.

SUS VENTAJAS TECNOLÓGICAS

El nuevo satélite ofrecerá una capacidad de operación 50% mayor a la de Satmex 5, y encontrará un mercado potencial en los servicios directos para el hogar, como la televisión cerrada e Internet vía satélite, que son dos de los servicios en donde se encuentra la mayor demanda satelital en el mundo, particularmente en Estados Unidos, México, Centro y Sudamérica.

La transmisión de datos es a una altísima velocidad y estará muy por encima de las actuales ofertas básicas del mercado. Se podrá contar con una transferencia cercana a los 2 Mbit/s de bajada, y 384 Kbit/s de subida, utilizada para la educación a distancia.

Su cobertura será a todo el continente americano, contará con 60 transpondedores, de los cuales 24 serán en banda KU y 36 para la banda C, en tanto que la carga útil del satélite será equivalente a 72 transpondedores, debido a que "vamos a estar haciendo reuso de las frecuencias", apuntó el titular de Satmex. (Ver Glosario en Entérate en línea: www.enterate.unam.mx).

Actualmente hay cuatro transpondedores ya comprometidos con particulares, aunque es poco usual que, a un año de su lanzamiento, los clientes hayan adquirido concesiones del satélite. Por lo general, 15% de la capacidad del satélite se prevende antes del lanzamiento, y el resto a lo largo de los siguientes dos años.

Entre las expectativas de la empresa está el hecho de que el Satmex 6 llegue a su capacidad total en un año o año y medio, con facturaciones promedio entre 75 u 80 millones de dólares anuales, contar con un activo que generará cuatro veces más ingresos que el satélite Solidaridad 1.

¿PARA QUÉ USAMOS LOS SATÉLITES LOS MEXICANOS?

Adicional a los fines comerciales, de seguridad nacional y de entretenimiento como la televisión por cable, actualmente un uso prioritario de los satélites mexicanos es la red de telefonía rural, utilizada para comunicar a comunidades aisladas y marginadas, con ello se evita la instalación de postes y cables, antenas de microondas y repetidoras. También es un recurso tecnológico aplicado a servicios de telemedicina.

INTERNET MÓVIL, UN SERVICIO SATELITAL A CORTO PLAZO

Hoy en día, Internet móvil es una tecnología de vanguardia que en México se ofrece por medio de antenas colocadas a través de la red de telefonía celular, que proporciona servicios como páginas WEB, correo electrónico, foros de discusión, chats y mensajes emergentes, vía su propio teléfono celular, explicó el actuario Fabián Romo, Subdirector de Tecnología para la Educación de la Dirección General de Servicios de Cómputo Académico, UNAM.

A corto plazo, se prevé que Internet también se apoyará en la tecnología satelital, la cual ya ha sido desarrollada y tiene una frecuencia de transmisión más alta, 100% digital. Sin embargo, el costo de este tipo de aparatos es muy alto por lo que aún no está accesible para la población. Más adelante, cuando los precios disminuyan para los usuarios finales será usada para Internet móvil, esto debido al costo del desarrollo. Mientras tanto, éste sigue siendo un servicio terrestre basado en antenas.

TELEFONÍA SATELITAL Y SUS GENERACIONES

La órbita geoestacionaria conocida como "anillo dorado", abarca una extensión de 36 mil kilómetros alrededor de la Tierra en el Ecuador. Un satélite puesto en órbita en este "anillo", tiene un bajo gasto de combustible debido a que la propia fuerza centrífuga de atracción de la Tierra y el movimiento de fuga y escape del satélite, lo conservan en una órbita circular.

Durante la llamada primera generación satelital, el espacio se encontraba saturado por este tipo de naves no tripuladas. No existía un aparato celular manejable para comunicarse a esa altura. De ahí que los primeros teléfonos satelitales fueran gigantescos y con una enorme antena.

En la segunda generación se instalaron satélites en una órbita baja, a 14 mil kilómetros en lugar de 36 mil. En distancia, sólo eran seis mil kilómetros arriba del Monte Everest para captar la señal de los teléfonos. Pero desafortunadamente no funcionó, era demasiado caro, los satélites se caían, y en lugar de tener una "vida" útil de 15 a 20 años, su ciclo se reducía a un año, se tenían que "cargar" con combustible constantemente.

POR UN CORTO CIRCUITO, MÉXICO PERDIÓ UN SATÉLITE

Hace dos años, México perdió el satélite Solidaridad 1 a causa de un corto circuito generado por el crecimiento del filamento de estaño en los relevadores del procesador SCP2 redundante, lo que provocó en términos financieros para la empresa Satmex la pérdida de una tercera parte de sus activos, de tal forma que el nuevo satélite que comenzó a construirse el año pasado, será una oportunidad para esta firma ya que podrá recuperar el 100% de los activos, y es una alternativa para México de ampliar su infraestructura de telecomunicaciones.

¿QUÉ SON LOS SATÉLITES?

Son naves espaciales que contienen en su interior equipo de recepción y transmisión de señales. Los geoestacionarios están ubicados a 36 mil kilómetros de distancia de la Tierra, en el Ecuador. Reciben y emiten señales de telecomunicaciones en una zona definida del planeta por medio de sus antenas. Una vez que el satélite recibe la señal, la cambia a una frecuencia diferente en la que fue recibida, y después la retransmite a la Tierra. Tiene dos secciones: la primera es el Sistema de Comunicaciones, técnicamente conocido como payload y se utiliza para los diferentes servicios como voz y datos, radiodifusión sonora y transmisión de televisión, Internet, telefonía rural y educación a distancia. La segunda es el Sistema de Plataforma o BUS, el cual proporciona potencia eléctrica, orientación, estabilidad, capacidad de control y de configuración al payload.

La vida útil promedio de los satélites es de 15 años, los primeros cinco son para recuperar el costo de la inversión, los siguientes cinco para construir el satélite que sustituirá al que se está lanzando, y el resto representan la utilidad para los accionistas.
http://www.satmex.com y http://www.ssloral.com

   

Inicio | Contacto |