Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Servicios de Cómputo Académico
Año 7 Núm. 74, Publicación Mensual, 27 de Noviembre de 2008

ARTÍCULOS

 

Año 1, Número 7, Abril de 2002
LA FIBRA ÓPTICA SE CUELGA DEL CABLE

Fidel Rosales Monroy

 

 

Las subestaciones de transmisión y subestaciones receptoras de energía eléctrica están interconectadas por líneas de transmisión. En la parte superior de cada una de las torres llevan un hilo de guarda, cuya función es proteger a las líneas contra descargas. Esta protección consiste en interceptar las descargas atmosféricas y conducirlas a tierra por medio de un conductor conectado a tierra. El hilo de guarda se instala en la parte más elevada de la torre de transmisión y subestación. Pero ¿qué tiene que ver esto con la fibra óptica? Mucho en verdad, pues estos hilos de guarda llevan en su interior fibras ópticas que le permiten a la Comisión Federal de Electricidad establecer una red de telecomunicación confiable, rápida y económica, a través de cualquier línea aérea de alta tensión.

El cableado denominado CGFO cumple con la función del cable de tierra tradicional y además el de sistema de telecomunicación económico y de alta capacidad, ya que soporta las necesidades de comunicación de esta compañía y aporta, al mismo tiempo, una gran capacidad extra para otras aplicaciones u operadores de telecomunicaciones. En la actualidad, la CFE cuenta con 2,500 kilómetros de líneas de fibra óptica. Algunas de las empresas que rentan su infraestructura son Avantel, IUSACELL y Elektra.

La tecnología CGFO emplea fibras de tipo monomodo y multimodo, las primeras se utilizan en cables submarinos e interurbanos a 140 y 565 Mb/s; las segundas en distribución de televisión, transmisión de datos, redes locales y punto a punto y otras aplicaciones. El “núcleo óptico” es un tubo holgado, relleno de gel (absorbente de hidrógeno) y protegido de la temperatura. La parte metálica la conforma un tubo de aluminio y una o dos capas de hilos del mismo metal o acero.

Otras aplicaciones de la fibra óptica en CFE son los medidores de campo eléctrico vectorial, diseñados y construidos por el Instituto de Investigaciones Eléctricas. Mediante la técnica de transmisión de información por fibra se realizan mediciones de alta interferencia electromagnética para evaluar el estado de aislamiento interno de transformadores de corriente, empleados en alta tensión y en otros equipos de potencia. También se ha trabajado en la aplicación de fibras para la medición de voltaje y corriente en plantas eléctricas, donde se requiere controlar, supervisar y registrar la generación, transmisión, distribución y venta de energía. La mayor parte de las mediciones en sistemas de potencia se basa en la utilización de transformadores de voltaje y de corriente. Sin embargo, mientras los sistemas de potencia se extienden y conectan de manera compleja y los voltajes de operación se incrementan, la tecnología convencional presenta limitaciones como su alto costo, entre otras. Es por ello que el IIE desarrolló sensores ópticos, con alta confiabilidad y bajo costo, para medir todas las variables encontradas en sistemas eléctricos de potencia.

   

Inicio | Contacto |